Conferencia de Liderazgo Paz Global Corea 2010
Discurso de Apertura
Dr. Hyun Jin Moon
Seúl, Corea

Excelencias, honorables invitados, distinguidos participantes de todo el mundo.
Es un distinguido placer encontrarlos aquí en la Conferencia de Liderazgo Paz Global, en mi -país natal, Corea. Gracias por su participación y su continuo apoyo en esta noble causa de paz.

Déjenme expresar primero mi agradecimiento a aquellos que han trabajado incansablemente para hacer de esta significativa Conferencia de Liderazgo Paz Global una realidad. Es solo a través de “verdaderos líderes,” que están dispuestos a hacer los sacrificios necesarios en sus ocupadas agendas que todo el importante trabajo para la paz puede ser sostenido. Especialmente quiero reconocer al Dr. Lee Ki-taek, al Vice-Presidente Ejecutivo del Concejo Nacional de Unificación y Presidente de CLPG Corea 2010, quien ha dejado un legado de integridad en la política Coreana. También quiero agradecer a la Dra. Song Young-sun, una miembro de la Asamblea Nacional de Corea y una miembro del Concejo de Liderazgo Paz Global, al comité organizador de CLPG, cooperando con socios de agencias gubernamentales, e incontables voluntarios para sus dedicados esfuerzos en la organización de estas importantes deliberaciones.

También quiero saludar y agradecer al estimado Dr. Manu Chandaria, quien está liderando el Festival Paz Global y Convención en Kenia con el H.E. Presidente Mwai Kibaki, que será el patrón en Nairobi el mes próximo. Vamos todos a aplaudirles.

Damas y Caballeros, Corea es conocida como “la tierra de la calma matutina.” Creo que esa imagen es una metáfora apropiada para una nación lista para hacer un impacto significativo en el escenario global. Como el levantamiento de un nuevo amanecer en las tempranas horas de un nuevo día, esto captura la posibilidad de que la posición única de Corea no es solo en esta península, esta región del noreste de Asia o la Orla del Pacífico, sino alrededor del mundo.

Hace algunos meses, las tensiones entre el Norte y el Sur estuvieron en la primera plana de las noticias internacionales. Aunque muchos consideran que la Guerra Fría terminó a finales de los 80’s con el colapso de la Unión Soviética, esta no ha terminado en la península. Las dos Coreas están todavía oficialmente en guerra, manteniendo una distensión inestable debido a los esfuerzos del pueblo Coreano y la intervención de sus poderosos vecinos para mantener la paz, así como construir un camino de reconciliación.

Sin embargo, dado este contexto, es notable que la Corea democrática y libre del sur continuó desarrollándose de formas que permitieron ganar el respeto de la comunidad internacional. Este es particularmente un momento emocionante para Corea del Sur, mientras se prepara para organizar la importante Cumbre de Naciones de G-20 por primera vez el próximo mes aquí en Seúl. Su participación en el G-20 marca el punto más alto de su milagro económico, el cual se inició con su devastación al final de la Guerra Coreana, para hoy ser reconocida como la economía #15 más grande del mundo. Esta es una declaración clara del espíritu resistente del pueblo Coreano que, a pesar de los desafíos, pudieron mejorar dramáticamente su destino.

Alrededor del globo, pero particularmente en el hemisferio sur, encontramos que, como la Corea de los 1950 y 1960, muchas naciones y regiones están pasando hoy por un cambio dramático, enfrentando desafíos, y al mismo tiempo oportunidades significativas. La crisis financiera global, que ha paralizado las naciones desarrolladas del hemisferio norte ha dejado al hemisferio sur con sus economías en desarrollo relativamente intactas. Muchos en estas naciones se están preguntando cuales son los modelos de desarrollo establecidos por el occidente y están buscando soluciones alternativas, creando un momento oportuno para el cambio y el liderazgo.

Hemos entrado a un punto de inflexión en la historia humana donde las circunstancias actuales están preparando el mundo para un cambio de paradigma de mayores proporciones, el cual podría afectar positiva o negativamente este siglo. Siendo un hombre de fe, no puedo sino sentir la mano de la divina providencia guiando estos desarrollos en esta era. Sin embargo, al mismo tiempo, como un hombre joven a mis 40, siento la urgencia de una nueva generación de líderes globales para hacer su marca en la historia. Les cuento a ustedes que el factor decisivo en tales tiempos es siempre el liderazgo moral e innovador, en cada nivel.

Que quiero decir con liderazgo moral e innovador? Primero, tiene que promover un “bien mayor” que pueda beneficiar no solo al individuo sino a la sociedad en general, la nación y eventualmente el mundo. Esta es la orientación moral del liderazgo que estoy describiendo. Por eso, para que fructifique tiene que ser guiado por una visión o aspiración y un claro establecimiento de principios y valores irrevocables universales que puedan tener la amplitud y la profundidad para abarcar la diversidad de la familia humana.

Segundo, tiene que aprovechar la creatividad natural de la humanidad para avanzar y desarrollar la condición humana. Este es el nuevo componente del liderazgo. Como ustedes saben, cada cultura tiene ejemplos de hombres y mujeres extraordinarios que propulsaron la humanidad en los campos de filosofía, ética, ciencia, atletismo, y artes culturales, ejerciendo libremente los talentos dados por Dios incluso al punto de desafiar paradigmas existentes. Aunque muchos enfrentaron dificultades debido a la religión, sociedad y restricciones legales de su tiempo, es justo decir que el mundo moderno con sus libertades más grandes y sus avances se han beneficiado grandemente debido a los sacrificios de estos innovadores.

Damas y caballeros, la era moderna ha visto algunos de los más grandes avances científicos grabados por la historia que continúan encogiendo el globo con las mejoras dramáticas en viajes, comunicaciones, y el intercambio de conocimiento e información. Nuestra “aldea global” se está convirtiendo rápidamente en nuestro “hogar global.” En el pasado, la distancia y el tiempo eran “los impedimentos físicos,” los cuales aislaron y separaron la raza humana. Sin embargo, ellos no tienen más impedimentos relevantes. En otras palabras, la ciencia y la tecnología se han llevado las barreras físicas pero no se han llevado las barreras pretenciosas raciales, religiosas, nacionales, tribales, o étnicas, las cuales son todavía la fuente del conflicto continuo alrededor del mundo.

La Fundación Paz Global está liderando esfuerzos para la paz basada en la visión espiritual expresada en la frase simple pero profunda: Una Familia Bajo Dios. Este poder transformador de la visión expresada en la verdad fundamental de que todas las personas, sin importar la raza, religión, nacionalidad, tribu o etnia, son seres espirituales que comparten un patrimonio común en un solo Dios o Creador. Como Víctor Hugo solía decir: “Más poderoso que un ejército invasor es una idea de que el tiempo ha llegado.” Alrededor del mundo, nuestros Festivales para la Paz Global han demostrado que las personas de historiales extensamente diversos están listos para acoger esta visión y comprometerse a sí mismos a unirse, trabajar y vivir como una familia global.

Centrado en la visión de “Una Familia Bajo Dios,” FPG ha desarrollado socios multisectoriales con sus iniciativas orientadas a la acción en tres áreas claves: 1. Construir Asociaciones Interconfesionales 2. Fortalecimiento de Familias, y 3. Promover una “cultura de corazón” a través del servicio. En solo tres años. FPG ha unido a más de un millón de personas en seis continentes, atrayendo la energía y convicción de socios de la sociedad civil, los recursos de la comunidad de negocios, los valores comunes de las organizaciones basadas en la fe, así como el compromiso de agencias de gobierno.

Nuestro enfoque innovador para las asociaciones de fe que han llevado líderes de todas las grandes tradiciones de fe, así como aquellos que no tienen fe, para participar juntos de maneras sin precedentes. A diferencia de la interconfesionalidad del pasado la cual fue un esfuerzo por una tradición religiosa particular para promover la tolerancia o el entendimiento de aquellos fuera de la fe, FPG evita concienzudamente defender cualquier tradición religiosa particular, en contraposición a ello sobresalta la espiritualidad como una base de construcción de una plataforma común de aspiraciones, principios y valores comunes. Como resultado, estamos trabajando efectivamente alrededor del globo; desde naciones excomunistas a las Américas capitalistas primariamente pluralistas; desde la Unión Europea progresiva y secular hasta el Medio Oriente profundamente religioso; desde el África tribal hasta la enérgica y diversa Asia.

Hemos visto continuamente que cuando las personas de fe colaboran en asociación para el bien mayor, incluso los problemas sociales más desafiantes pueden ser abarcados efectivamente. En Indonesia, por ejemplo, FPG está asociado con Nahdlatul Ulama (NU), una de las organizaciones Musulmanas más grandes del mundo, en una Cumbre Interreligiosa Global. En preparación para esta Cumbre en Yakarta, ya estamos colaborando en programas unidos tales como el Proyecto del Poder de la Rupia que educa a los jóvenes a estar socialmente conscientes de la situación de sus vecinos menos afortunados, sin importar la clase, fe, o etnia, así como reunir los recursos para abarcar el problema de la pobreza y otros serios problemas sociales.

Segundo, FPG afirma que la familia no es solo vital para el bienestar espiritual del individuo, sino también para construir una sociedad, nación y mundo pacíficos. La familia es la unidad fundamental de la sociedad donde se aprenden las habilidades más esenciales de la vida. Esta es la escuela del amor, donde las virtudes que yacen en todas las relaciones sociales positivas son practicadas y hechas realidad. Por lo tanto, es vital apoyar las instituciones tradicionales del matrimonio y la familia, ambos en políticas públicas y a través de iniciativas prácticas. Estoy orgulloso de reportar que con los esfuerzos de FPG y sus socios, que la constitución Keniana recientemente adoptada, tuvo un apoyo abrumador e incluyó provisiones para proteger la institución sagrada del matrimonio, así como las santidades de la vida en el útero.

Ambos problemas están arduamente disputados en las democracias más desarrolladas. Sin embargo, Kenia, aunque considerada parte del mundo en desarrollo, ha tomado el liderazgo en estas cuestiones sociales, reconociendo que ellos tienen consecuencias nacionales y globales. Me gustaría señalar que esta era ofrece tales oportunidades para otras naciones, ricas o pobres, para trazar sus propios destinos y ser líderes en los temas cruciales que afectan la comunidad global. Pero, por supuesto para ser líderes, uno tiene que ser guiado por un espíritu altruista de servicio, así como ser conocedores de los temas y de sus resultados potenciales.

Por eso es que la tercera área de enfoque de FPG se trata de crear una “cultura de corazón” a través de la cultivación del carácter individual y el poder transformador del servicio. El servicio en este contexto más amplio conlleva al aprovechamiento de la creatividad humana en los esfuerzos colaborativos para resolver problemas, a través de hacer “dueños” de la solución en lugar de solo “participantes” en el proceso. Así, FPG promueve el emprendimiento social y las iniciativas de desarrollo comunitarias, “iniciadas” por los socios locales, como herramientas importantes para abarcar los problemas humanos más desafiantes, así como mantener la sostenibilidad. Además, sirviendo juntos en una causa común puede ayudar a romper las barreras que existen entre las personas en conflicto, y así puede ser un instrumento poderoso para la paz, el entendimiento, y la transformación personal.

FPG, a través de su subsidiario, Global Peace Service Alliance, está colaborando en las iniciativas internacionales de vanguardia, tales como “Service World.” Al mismo tiempo, esto inicia y apoya proyectos que pueden servir como modelos de impacto efectivos nacionales e internacionales. Por ejemplo, el éxito del proyecto de limpieza del Rio Nairobi en las secuelas de la violencia poselectoral del 2008 se convirtió en la Iniciativa de Ríos de Paz que estamos implementando ahora alrededor del mundo.

Inspirado por este modelo exitoso, FPG en Nepalés ha lanzado ahora un proyecto similar para limpiar el contaminado Rio Bagmati en Katmandú, considerado un símbolo nacional y, sobretodo, un rio sagrado. Miles de voluntarios se reunieron hace solo unas semanas para el lanzamiento entusiasta de la Campaña de Limpieza del Rio Bagmati. Esta campaña ya ha ganado un impulso significativo con el apoyo de líderes jóvenes, organizaciones comunitarias, y empresas locales.

Aquí en Corea, FPG está educando una nueva ola de líderes de servicio llamado los Change-makers a través de sus subsidiarios, Global Peace Youth Corps y Servicio para la Paz. Inspirado por la visión de “Una Familia Bajo Dios,” estos jóvenes emprendedores sociales están haciendo un impacto significativo a través de un amplio rango de proyectos, desde crear conciencia ambiental hasta la promoción de paz a través de los deportes.

Damas y caballeros, es afortunado que estemos reunidos aquí en Seúl, Corea para hablar de un nuevo paradigma de liderazgo. Como Coreano nato que soy, al haber crecido allí en los 70’s y 80’s, es hoy extraordinario ver cuánto se ha transformado esta nación. El desarrollo económico ha sido realmente maravilloso. Puedo dar fe del gran orgullo del carácter Coreano por su autosuficiencia, así como los programas de gobierno que han solidificado una identidad nacional de lo que fue antes una sociedad tribal. Infundida con las iniciativas sociales y económicas que afectaron la nación en un nivel comunitario, la base para el milagro económico Coreano fue establecida.

Este moderno ejemplo de crecimiento nacional económico no tomó siglos sino solo unas pocas décadas y, por lo tanto, ofrece una alternativa de planes para la prosperidad. Por eso es que FPG escogió realizar la primera Conferencia de Liderazgo Paz Global en Seúl. El propósito de estas series es promover soluciones sostenibles y efectivas para el mundo desarrollado comprometiendo activa e innovadoramente las Metas de Desarrollo del Gobierno.

El primer paso es identificar los modelos que han funcionado y entonces construir las asociaciones necesarias privadas y públicas que puedan replicar y adaptar el modelo en el extranjero. Personalmente creo que las ONG desempeñarán un papel muy importante al facilitar el desarrollo social y económico como intermediarios para la paz y el desarrollo. En esta era de gran integración y transparencia, estos tipos de organizaciones, los cuales no están atados por cualquier interés nacional sino por la visión, metas y soluciones diplomáticas declaradas de sus organizaciones, pueden ser árbitros efectivos, especialmente en las circunstancias donde las soluciones políticas y diplomáticas han fallado.

Damas y caballeros, la prosperidad económica es la meta de todas las naciones pero también es importante notar que con el desarrollo vienen desafíos adicionales. Aunque Corea es la 12a. economía del mundo, está enfrentando actualmente el deterioro de sus valores familiares tradicionales y de su patrimonio cultural. A diferencia de la Corea de mi juventud, ésta ahora enfrenta una de las tasas más altas de divorcio y una de las tasas de nacimiento más bajos que cualquier nación desarrollada. Esto tendrá consecuencias políticas y socio-económicas incalculables a lo largo del camino. Igualmente, el carácter autosuficiente y orgulloso del pasado de Corea está cambiando lentamente, como en el caso de muchas naciones desarrolladas, a través de las fuerzas seculares progresivas que promueven políticas de bienestar a expensas de la estabilidad social y la política así como el crecimiento económico.

Por eso es que la mayoría está de acuerdo en que la verdadera causa de la recesión global puede ser directamente atribuida a la debilitación de los principios y valores. Por esto, las personas en el poder no se auto regulan a sí mismas. Cualquier sistema o institución que experimente corrupción y colapse eventualmente, tendrá el mismo resultado como lo hemos visto en el Wall Street. Las agencias regulatorias tampoco son la respuesta, ya que ellas enfrentan los mismos desafíos de liderazgo de todas las demás instituciones, traduciéndose en otra costosa burocracia. Al final de cuentas, es el liderazgo, o la falta de este, lo que determina los resultados, sean positivos o negativos.

Esta Conferencia de Liderazgo Paz Global es la plataforma de lanzamiento para los cuatro Festivales Paz Global regionales en Nepal, Indonesia, Paraguay y Kenia. Lo que tienen estas naciones en común son sus ubicaciones geográficas únicas en sus respectivas regiones así como su potencial para el desarrollo nacional. Muchos de los participantes internacionales, especialmente de las naciones anfitrionas del FPG, hicieron un largo viaje aquí porque están inspirados por la visión global para la paz y la coprosperidad para crear “Una Familia Bajo Dios.” Ya muchas naciones hicieron las proclamaciones oficiales respaldando “Una Familia bajo Dios” como su visión guía.

Este es el tiempo para que Corea pueda hacer una marca en el escenario internacional no solo como un país rico y próspero sino como un líder moral e innovador entre las naciones. La enorme recuperación de Corea después de la devastación de la guerra fue por supuesto debido a los esfuerzos del pueblo Coreano pero, al mismo tiempo, también fue debido a la intervención directa de la comunidad internacional en la ayuda de la democracia novata del sur. Creo que el destino de Corea yace no solo en esta península, esta región del Noreste o la Orla del Pacifico sino, en el escenario global. Es tiempo para que esta nación ofrezca de vuelta a la comunidad internacional en maneras que no pueden ser medidas solo en beneficios económicos.

Si me permiten el atrevimiento, me gustaría desafiar la nación de Corea, a soñar en grande y tomar la responsabilidad del liderazgo global moral e innovador. Primero, vamos a pavimentar el camino para la paz y la reconciliación de esta península a través de la visión unificadora de “Una Familia Bajo Dios.” Antes de que fuéramos Coreanos del Norte y del Sur, éramos primero que todo Coreanos, que compartimos un patrimonio nacional espiritual arraigado en la mitología Tangun así como un idioma, cultura e historia comunes. Segundo, seamos los líderes regionales que puedan arbitrar los intereses de nuestros poderosos vecinos para mantener la paz y la estabilidad en la región del Noreste de Asia. Tercero, seamos los defensores internacionales de la visión para crear “Una Familia Bajo Dios” en la Orla del Pacífico y el mundo, de esta manera, seremos una nación líder en el proceso global de paz.

Porque, si no nos volvemos líderes globales, otros dictarán nuestro destino no solo aquí en la República de Corea sino en la península entera, la región del Noreste y la Orla del Pacífico.

Esta es la era en la cual Corea necesita levantarse “como la calma matutina” de una nueva era del amanecer por el bien de la paz y la coprosperidad y establecer un nuevo precedente global para este siglo. Desde que la responsabilidad del liderazgo visionario cae en los jóvenes, me gustaría desafiar a la nueva generación de Coreanos a ser maestros de su propio destino como los padres y abuelos han hecho después de la Guerra de Corea.

Mientras estoy aquí al frente de ustedes, estoy impresionado con lo que este preciso momento significa, de como un sueño podría ser plantado y brillar en la imaginación de una nación para aprovechar su destino nacional y hacer un hito en la historia humana. Damas y caballeros, el futuro es suyo para moldearlo.

No van a aprovechar este momento? Se arrepentirán de la oportunidad perdida de hacer la diferencia? O, se levantarán conmigo para soñar el sueño más grande de todos de construir un mundo de paz y coprosperidad a través de la visión de “Una Familia Bajo Dios?” La opción es suya y el momento es suyo.

Muchas gracias y que Dios bendiga todos sus esfuerzos.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2010/11/discurso-del-dr-hyun-jin-moon-presidente-de-fpg-durante-la-conferencia-de-liderazgo-paz-global-2010-seul
%d bloggers like this: