Asociación Internacional para el Esfuerzo Voluntario 2011
Discurso de Apertura
Dr. Hyun Jin Moon
Seúl, Corea

Quedé muy impresionado con la charla del Dr. Lee sobre la importancia de la armonía interconfesional y el diálogo, especialmente luego de lo ocurrido el 11 de septiembre del 2001. También quedé muy impresionado con la importancia que existe en la necesidad de educar una generación de líderes jóvenes para que difundan una nueva ética global de voluntariado que pueda ayudar a transformar no solo las respectivas naciones que representan sino a toda la región del Sureste de Asia.

Solo me gustaría explicar cómo fundé el Servicio para la Paz. Creo que el nombre de Servicio para la Paz explica de qué se trata la misión de la organización. Porque la manera en la que veo el servicio es que el servicio es un medio para lograr un fin. La pregunta es: ¿Cuál es el fin que deseamos cumplir? Personalmente, cuando comencé Servicio para la Paz, el fin que me había propuesto, ya sea individual, familiar, comunitario, social, nacional o mundial, era alcanzar la coexistencia, la armonía, y sobre todo, la paz.

Me considero una persona sumamente creyente, y siento que mi don de servicio proviene de esta fe que concibe a los seres humanos como hijos e hijas de nuestro Dios todopoderoso y por lo tanto, son seres que tienen la habilidad, el potencial o capacidad de realizar acciones altruistas, ya que son esencialmente seres espirituales en la naturaleza.

Por eso para mí, la labor del voluntariado, así como mencioné previamente a los dos oradores anteriores, surge de una orientación espiritual arraigada en una ética universal y fundamental profunda, que ha servido de pilar a la sabiduría milenaria para el crecimiento humano y la civilización.

Me complace poder informarles que este año estamos celebrando el décimo aniversario de labores del Servicio para la Paz, el cual se ha convertido en una entidad global reconocida por la ONU, que trabaja conjuntamente con el gobierno de Estados Unidos en cooperación con el Día Nacional de Servicio, y al mismo tiempo cumple labores en esta nación. Igualmente ha ganado el apoyo y la adherencia de muchas organizaciones de servicio, así como de individuos voluntarios destinados al servicio aquí en Corea.

Me siento sumamente orgulloso de los esfuerzos que hemos realizado con el fin de unirnos a la cultura del servicio por el bien mayor y así llegar a nuestros hermanos y hermanas en Corea del Norte. “Servicio Para la Paz” es una de las primeras organizaciones pioneras no solo en el ofrecimiento de productos alimenticios y ayuda humanitaria para el Norte, sino también en el servicio ético y de voluntariado. Porque a medida que ustedes se unen con los pueblos indígenas, como actualmente esta ocurriendo y como los anteriores oradores lo habían mencionado, es a través de esa unión que realmente aprendemos y enseñamos la verdadera ética que se traduce en el servicio a los demás, vivir por el bien de los demás con el fin de construir comunidades, familias, e incluso naciones mejores y más sostenibles.

Quiero aprovechar esta ocasión para manifestarles muy particularmente en esta conferencia de la AIEV, la cual es un profundo honor para mí venir y participar, que ustedes son personas muy especiales y las más indicadas para hacer cambios fundamentales.

Ustedes saben que ser voluntarios es un acto individual. Nadie les pidió ir a servir una comunidad diferente, una familia diferente, o una nación diferente. Ustedes lo están haciendo porque ustedes están siendo guiados por algo de pasión, la creencia de que servir a la humanidad puede finalmente traer no solo riqueza espiritual, riqueza a sus vidas individuales, sino a las vidas de los demás.

Este es un acto muy personal que puede tener el potencial para mayores consecuencias a lo largo del camino, consecuencias que pueden tener influencias tanto negativas como positivas. Anteriormente y en muchas ocasiones algunas organizaciones han intentado ofrecer servicios a través de ayudas humanitarias pero descuidando la importancia de la educación y la necesidad de servir a los demás. De esta manera, me gustaría declarar que muchas veces las organizaciones de servicio en el pasado han tenido principalmente la orientación de ofrecer un pescado en lugar de enseñar como pescar. Por eso, si tomamos en cuenta el servicio humanitario que se viene realizando a nivel mundial, muchos países en vías de desarrollo se preguntarán si la ayuda extranjera que se les ha brindado a sus respectivas naciones ha sido realmente productiva o no. Este es el momento en el que existe un mayor entendimiento y en el que la ética necesita ser establecida para el reconocimiento de la importancia del servicio como el medio para alcanzar sus fines.

No estamos sirviendo solo por el bien de servir. Estamos sirviendo para poder construir un mejor mundo, para llenar las necesidades fundamentales de los seres humanos alrededor del mundo. Ahí es cuando necesitamos realmente preguntarnos: “Cuál es el fin que estamos tratando de lograr?”

El servicio para mí juega un papel esencial en el cambio de la ética global que hay actualmente en el mundo. Realmente enfatizo la importancia de los principios y valores. Otra organización que yo fundé, Fundación Paz Global, está fundada en la visión de construir Una Familia Bajo Dios, y está enfatizando la importancia de los principios y valores como los pilares sobre los cuales la visión puede ser substancializada.

Esta visión esta fundada en tres ejes fundamentales para la construcción de las asociaciones interconfesionales, para restaurar la familia, ya que la familia es la institución fundamental de cualquier sociedad, nación y el mundo, y lo más importante, para utilizar el servicio como un vehículo para contribuir con el desarrollo sostenible comunitario en todas las regiones alrededor del mundo.
Me enorgullece también poder afirmar que estos esfuerzos han traído tremendos cambios en las naciones y las regiones que han estado participando en lo que se refiere a los desafíos que el mundo está enfrentando actualmente.

Como líderes de servicio necesitamos abordar el tema de la interconfesionalidad. Aquí en el Sureste de Asia es más una realidad que en cualquier otra región del mundo. Como líderes de servicio necesitamos abordar el tema del rompimiento familiar y el ideal tradicional de la familia alrededor del mundo, especialmente en los países con economías en vías de desarrollo. Como líderes de servicio necesitamos reconocer que el servicio es el medio para lograr un fin. Que necesitamos tener una orientación de los objetivos para llevar a cabo nuestras iniciativas de servicio.

Con todo esto, me siento profundamente honrado y conmovido por haber sido invitado aquí para hablar en tan ilustre reunión de líderes. Estoy seguro que ustedes tienen diferentes antecedentes, diferentes comunidades de fe, diferentes nacionalidades, diferentes grupos étnicos, etc. Sin embargo, tenemos la misma aspiración y visión en común, y esa aspiración y visión común es que sirviendo a los demás, amando a nuestros hermanos y hermanas es que podemos hacer un cambio fundamental en el mundo. Y por eso, quiero aplaudirles por todos sus esfuerzos y también por comprometerse a este desafío. Como yo actúo o sirvo no solo puede transformarme a mí y a los componentes a los cuales pertenezco como parte de un grupo sino a la comunidad a la cual estoy comprometido, las naciones y a las regiones a las cuales a las cuales estoy unido para producir una mejor humanidad, y una solución más sostenible para este siglo XXI.

Muchas gracias.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2011/04/discurso-del-dr-hyun-jin-moon-fundador-de-la-fundacion-paz-global-durante-la-conferencia-de-la-asociacion-internacional-para-el-esfuerzo-voluntario-2011-seul/
%d bloggers like this: