Exposición Internacional de Yeosu 2012
La Administración Oceánica y el Movimiento de Servicio Voluntario Global
Discurso del Dr. Hyun Jin Moon
Yeosu, Corea

Es un honor estar aquí en la Exposición Internacional de Yeosu y encontrarme con muchos voluntarios y profesionales Coreanos interesados en el futuro de nuestros recursos oceánicos. Yeosu, gracias a su proximidad con el océano y su ubicación al extremo sur de nuestra nación peninsular es el lugar apropiado para tal evento. El destino de esta ciudad así como el de Corea están íntimamente ligados a los mares y océanos, los cuales ofrecen recursos marinos, fomentan el comercio y facilitan el acceso a las naciones de la Orla del Pacífico y el mundo. Me gustaría agradecer a los miembros del Comité Organizador de la Exposición Internacional de Yeosu por su visión y diligencia al llevar a cabo en esta ciudad tan prestigioso evento como lo es esta Exposición.

Además, dado mi compromiso personal al servicio, me gustaría agradecer al Presidente Lee Jae-Hoon, al Profesor Kim Kyoung-Dong y al Presidente Park Kang-Su por organizar un foro de voluntarios en esta feria mundial histórica, para quienes pido aplaudan calurosamente..

Hoy me gustaría compartir mi visión de una “era oceánica” en la cual nuestra administración del ambiente y especialmente de los recursos marinos, así como la mejora de la cooperación geo-económica del comercio y las rutas de transporte, pueden lograr una gran prosperidad e intercambio internacional. Dentro de este contexto, también voy a abordar las maneras en las que el voluntariado contribuye a la mejora del gobierno a través de las asociaciones públicas y privadas.

Corea del Sur ha sobresalido en adaptarse a nuevos ambientes. Tiempo atrás, llegó a ser uno de los países más pobres del mundo y un receptor constante de ayuda extranjera. Actualmente, Corea ha surgido como la décimo tercera economía del mundo y es un líder global. Así también, actualmente Corea es reconocida como un país líder en abordar los problemas transnacionales como el cambio climático, la reforma financiera, la reducción de la pobreza y la resolución de conflictos. En Corea se organizaron eventos tales como la Cumbre Seúl G-20 2010, el Cuarto Foro de Alto Nivel 2011 sobre Ayuda Efectiva en Pusan, la Cumbre de Seguridad Nuclear Seúl 2012, y en el 2009 se unió al Comité de Asistencia de Desarrollo (CAD) en la Organización de Cooperación Económica y Desarrollo (OCED). Además, el Secretario General de la ONU y el Presidente del Banco Mundial son de origen coreano. Tenemos un patrimonio orgulloso de adaptación y liderazgo.

Corea del Sur se caracteriza por una fuerte cultura de servicio comunitario. Los Coreanos son altruistas y están dispuestos a trabajar por el bien público. Por ejemplo, en el incidente del derrame de petróleo en Taean, en el 2008, miles de ciudadanos a lo largo del país se unieron a campañas de servicio voluntario. Este foro con su tema de “Conservación y Regeneración del Ambiente Marino” es así mismo un ejemplo del liderazgo Coreano y la cultura de servicio comunitario; porque fueron los voluntarios los que propusieron y prepararon este evento significativo para celebrar la exposición internacional de Yeosu 2012. Me es grato saber que muchas personas estén participando aquí, incluyendo muchos representantes de todo el mundo.

Me considero un deportista ávido que siente un gran amor por la naturaleza, y estoy profundamente consciente de la importancia de los océanos y los recursos marinos. Los océanos cubren el 71% de la superficie de la tierra, y estos abarcan el 97% del agua de la tierra. Los ecosistemas marinos son extraordinariamente ricos en biodiversidad, y nuestros océanos pueden constituir un gran recurso alimenticio para la población global. Ya que el pescado salvaje y doméstico es la fuente más grande de proteína natural del mundo, y el mercado pesquero sobrepasa 85 millones de toneladas métricas anualmente.

Los océanos no solo son un recurso vital de sostenimiento, también sabemos que los océanos tienen un impacto significativo en los factores climáticos. Según las estadísticas, el 90% del comercio internacional es transportado a través de barcos por las vías marítimas del mundo. En la economía globalizada de hoy, con una población total que ahora supera los 7 mil millones de habitantes, y el incremento de la demanda de recursos, es claro que nuestros océanos constituyen factores claves para la innovación de recursos y sostenibilidad para el futuro previsible.

El desarrollo económico y los avances tecnológicos han logrado mejoras dramáticas en los estándares de vida mundial. Sin embargo, el rápido crecimiento ha generado una presión significativa y creciente en el ambiente. Se predice que la población global excederá los nueve mil millones de personas para el año 2050, pero de acuerdo con las estadísticas de la ONU, el porcentaje de tierra cultivable continua reduciéndose. Indudablemente, la escasez de las fuentes de agua y los productos alimenticios serán problemas que preocuparán a la población mundial a medida que pasan los años. Claramente los océanos son el patrimonio compartido de todas las personas son la esperanza y los recursos más preciados de la humanidad. De esta manera, es imperativo que fomentemos la administración y manejo de estos recursos marinos vitales. Debemos comprometernos a estándares más altos y a un nuevo enfoque si queremos aprovechar las oportunidades para un mejor futuro en la era oceánica emergente.

Hemos enfatizado a menudo que lo que actualmente se necesita en el mundo es el liderazgo moral e innovador. El liderazgo moral es guiado por los principios y valores compartidos que se manifiestan en cualidades nobles de la todo ser humano. En el contexto de la era oceánica, el liderazgo afirma el valor intrínseco de cada persona, sin importar la etnia, nación u origen, o situación en la vida. Este mundo natural es nuestro hogar en común, una bendición para todas las personas y para nuestro mutuo beneficio. Por lo tanto, somos responsables solidarios y debemos preocuparnos por nuestro ambiente, usar los recursos de manera sabia y sostenible, y conservar la generosidad de la naturaleza para el bienestar de las generaciones presentes y futuras.

Cuando vivimos de acuerdo a las leyes universales y en armonía con la naturaleza, es menester aprovechar un factor muy importante como lo es la creatividad humana. El liderazgo innovador conlleva a nuevos descubrimientos para solucionar problemas y crear nuevas oportunidades. En la era oceánica, la creatividad del ser humano va abriendo puertas a medida que exploramos nuevas fronteras de los océanos del mundo, descubriendo el gran potencial de las vastas extensiones. De la misma manera, la acción responsable junto a la solución innovadora de problemas deben ser empleados en la renovación de los humedales costeros y otros ecosistemas marinos, además de proteger los balances naturales en los océanos que impactan los factores climáticos.

En esta era de globalización mundial donde todo esta interconectado es de vital importancia que todo ser humano tenga acceso a una vida prospera. Así los océanos y las rutas marítimas deberían ser accesibles para el beneficio general, permitiendo el flujo del libre de comercio. La era oceánica debería ser motivada por intereses comunes, y así las disputas marítimas y los reclamos de conflicto de las aguas territoriales deberían ser resueltos de manera pacífica a través de medios diplomáticos y legales. El liderazgo que considera los intereses comunes de la humanidad como única familia y fomenta la resolución de conflictos de manera que las partes involucradas se beneficien equitativamente, promueve un estándar de vida más calificado para todos, estableciendo como labor principal el alcance de la paz sostenible.

Desde mi punto de vista, es muy significativo que estemos reunidos en este foro especial sobre “La Conservación y Regeneración del Ambiente Marino” en la Exposición Internacional de Yeosu. El hecho de que el océano es seleccionado como un tema en esta gran convocatoria mundial refleja la prioridad creciente de preservar nuestros recursos marinos vitales. Juntos podemos desarrollar estrategias innovadoras y multidimensionales con el balance apropiado del desarrollo económico, la conservación ambiental, y la mejora del bienestar social.

Como ustedes saben, el “desarrollo sostenible” ha recibido mayor atención por parte de la Organización de las Naciones Unidas y otras entidades globales de desarrollo. En el pasado, el desarrollo económico de estrategias a menudo no abordó problemas de desarrollo social y conservación ambiental. Los nuevos modelos basados sobre el enfoque del desarrollo sostenible, tales como “la economía verde” representan un cambio de paradigma en el desarrollo del crecimiento de la economía aislada a una perspectiva más balanceada y comprensiva del desarrollo social involucrando la sostenibilidad ambiental.

Las “Metas de Desarrollo Sostenible” de la ONU para el 2030 aborda tópicos como agua, energía, ciudades sostenibles, océanos y pequeñas islas en estados de desarrollo, desastres naturales, cambio climático, bosque, biodiversidad y desertificación, montañas, químicos y desperdicios, y el consumo y producción sostenibles. En adición, la Convención de la Organización de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar establece que deberíamos desarrollar racionalmente el océano mientras preservamos el ambiente de la marina. Esta es la clave para el gobierno efectivo del océano: Debemos preservar el ambiente marino mientras desarrollamos las capacidades productivas de los océanos.

El foro especial sobre “Voluntariado Global para un Ambiente Marino Sostenible” que se llevará a cabo el 5 y 6 de mayo abordará los problemas del ambiente marino y el ecosistema, que están presentes en nuestra visión para los mares y océanos del mundo, y discuten y defienden las oportunidades de servicio voluntario. Yo aplaudo y fomento con entusiasmo los programas de desarrollo del mar y las oportunidades de voluntariado globales, tales como aquellas ofrecidas a través de Servicio para la Paz. También estoy muy orgulloso de la visión de mi padre respecto a los océanos del mundo. De una manera similar, el Sr. Leverunmun ha estado promoviendo la visión de utilizar el mar para el bien común de todos deseando que Yeosu sea considerada la ciudad modelo para servir como líder en el logro de esta visión.

Creo firmemente en el poder transformador del servicio. Por eso es que considero de vital importancia promover el voluntariado en la era oceánica. Los océanos son un componente esencial de esta Tierra, la cual es nuestro hogar en común. A través de las iniciativas de servicio podemos experimentar una estimación más profunda hacia nuestro medio ambiente. A medida que construimos una cultura de servicio, también estamos creando una cultura en armonía con la naturaleza, usando y cuidando sabiamente los recursos de la tierra, el mar, y el aire. Con esta cultura podemos implementar estrategias efectivas del gobierno oceánico, uniendo a todos los sectores de asociaciones públicas y privadas para el bien común.

Aquí en Yeosu conocemos los logros notables de Corea del Sur en el crecimiento económico. Porque conocemos el potencial del compromiso de las personas para trabajar por el bien común, estamos convencidos de que juntos podemos resolver la necesidad global para preservar el ecosistema marino. Es verdad que nuestro enfoque a este problema se expandirá como una ola de espíritu voluntario internacional, así como crecen las semillas de diente de león. Cuando las personas tomen conciencia de este problema e incluso hagan pequeños cambios en su estilo de vida será un gran paso hacia el desarrollo sostenible, permitiéndonos vivir en paz en nuestra hermosa Tierra.

Gracias por su compromiso y esfuerzo para promover una visión de armonía entre las personas de todo el mundo. Vamos a trabajar mano a mano para hacer de la era oceánica un tiempo de paz sostenible y felicidad para todos.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2012/05/2268/
%d bloggers like this: