Hoy es el Día Internacional de La Felicidad

La resolución de la ONU 66/281 declaró que el 20 de marzo es el Día Internacional de La Felicidad basado en la nación del trabajo de Bhutan para incluir el indice neto de felicidad como una parte del desarrollo nacional. La resolución reconoce “la relevancia de la felicidad y el bienestar como metas universales y aspiraciones en las vidas de los seres humanos alrededor del mundo y la importancia de su reconocimiento en el objetivo de las normas publicas.”

Como parte del día , el mundo esta celebrando #happyheroes. Nos gustaría reconocer a Tri Mumpuni, ganadora de el Premio Paz Global 2012 por su Excepcional Espíritu Socio-Empresarial como una #happyheroes.

Aquí hay un articulo recientemente publicado en www.globalpeacewomen.org

Douglas Johnston entrega el Premio Paz Global a Tri Mumpuni en La Convención Paz Global 2012

Douglas Johnston entrega el Premio Paz Global a Tri Mumpuni en La Convención Paz Global 2012

El 1ro. de diciembre de 2012, Fundación Paz Global entregó a Tri Mumpuni el Premio Paz Global por su excepcional espíritu socioempresarial.

Antes de presentar a Tri Mumpuni, el fundador y presidente del Centro Internacional de Religión y Diplomacia, el Sr. Douglas Johnston pidió un momento de silencio para honrar a la madre de Tri Mumpuni que falleció recientemente. Tri Mumpuni también homenajeó el legado duradero que su madre le dejó. “Mi madre me dijo que la vida se trata de compartir,” ella dijo a la audiencia de líderes globales.

Entre otros reconocimientos, en agosto de 2011, Tri Mumpuni recibió el Premio Ramón Magsaysay y en el 2010 asistió a La Cumbre Presidencial de Espíritu empresarial en Estados Unidos, donde ella expresó los mismos sentimientos: “Yo tengo en mi vida muchos privilegios de Dios, esta es la forma de pagarle.”

Esta ha sido la premisa básica de su trabajo. Su madre le enseñó que la vida se trata de compartir y ella en su turno tiene que enseñarles a sus compatriotas lo mismo. Este principio es el simple brillo detrás del modelo comprensivo de la generación de energía y el desarrollo de la aldea que ella ha creado. El gobierno, negocios locales y residentes de las aldeas están compartiendo sus recursos naturales para el mejoramiento de la nación.

El siguiente es el artículo que apareció primero en la edición 878 de la revista semanal Donga como parte de una serie titulada: “Revolución de trabajo Ko Young” (Profesionales que están cambiando el mundo) Esta es la historia de su trabajo en el área para llevar energía eléctrica, autosuficiencia y más que todo el deseo de compartir y cuidar de los demás en Indonesia.

http://gpfkoreablog.org/130162532152

Tri Mumpuni, galardonada con el Premio Global Peace 2012

“Ella trajo un rayo de esperanza a áreas en desarrollo a través de la Micro Planta de Energía Hidroeléctrica.”

 

Tri Mumpuni implemento los micro-generadores de energía hidroeléctrica como un medio para proveer electricidad a las aldeas remotas de Indonesia.

Tri Mumpuni implemento los micro-generadores de energía hidroeléctrica como un medio para proveer electricidad a las aldeas remotas de Indonesia.

Características nacionales están influenciadas a menudo por su ambiente y recursos naturales. Las personas que crecen en áreas donde ellos tienen que hacer que las tierras infértiles se vuelvan fructíferas tienden a tener características fuertes y persistentes. Desde otro punto de vista, las personas que viven en tierras ricas en petróleo y recursos minerales tienden a vivir sin mayores preocupaciones y tienden a ser relajadas.

Indonesia tiene muchas áreas áridas pero también es bendecida con una variedad de recursos minerales. Es un país de MICA, una sigla para Malasia, Indonesia, Corea y Australia, la cual se refiere a las naciones crecientes después de BRICS (Brasil, Rusia, India, China y República de África del Sur).

Sin embargo, Indonesia consiste de 17 mil quinientas islas. Tomaría una cantidad astronómica construir su infraestructura industrial. En el presente, 90 millones de personas, casi el 35 por ciento de la población entera, que es 240 millones de personas vive en casas sin energía eléctrica. Alrededor de las 5 de la tarde la línea de producción de las fábricas y plantas se paraliza mientras la energía se corta para tener una reserva de energía para uso futuro.

Bajo estas circunstancias, una mujer sugirió una alternativa basada en el préstamo de planes de desarrollo para la construcción de infraestructuras de energía hidroeléctrica. Ella no es una política con grandes logros o una administradora de empresas. Ella es una estudiante graduada de 47 años llamada Tri Mumpuni, quien está construyendo una nueva Indonesia a través de trabajar juntos a residentes locales para desarrollar los recursos naturales de la nación.

A comienzos de los 90’s, mientras viajaba para Suiza como estudiante graduada para asistir a una conferencia, Tri Mumpuni presenció algo que nunca había visto antes. Ella vió un pequeño generador de energía hidroeléctrica en los profundos valles de Suiza. Curiosa del funcionamiento de la maquina Tri Mumpuni investigó al respecto.

Ella descubrió que cada hogar podía producir energía barata usando un generador de energía hidroeléctrica a pequeña escala que aprovechaba la energía del agua que rápidamente fluía a través de los valles de Suiza.

 

El ingeniero que estableció una Infraestructura de Energía Eléctrica

Un habitante de la aldea chequea una de las pipas del micro-generador hidroelectrico

Un habitante de la aldea chequea una de las pipas del micro-generador hidroelectrico

 

Cuando Tri Mumpuni escuchó esto, ella quedó encantada. Inmediatamente pensó de la profundidad del Gorge que corre a través de las islas de su casa y consideró la posibilidad de usar un microsistema de energía hidroeléctrica en Indonesia. Ella recogió información de la tecnología de energía hidroeléctrica de residentes y técnicos locales de Suiza y encontró que el costo de mantenimiento era menos de lo que ella pensaba.

Ella decidió: “OK, vamos a intentar esto en Indonesia. Esto podría funcionar en la aldeas de las islas que no tienen acceso a la electricidad.”

Tri Mumpuni compró libros de microsistemas de energía hidroeléctrica y regresó a Indonesia para diseñar un bosquejo de un microsistema de energía hidroeléctrica que se adaptó a la topografía local. Sin embargo, entre más progresaba su trabajo, más se daba cuenta que el costo de los motores eléctricos y la tubería sería muy alto.

“Esto no es algo que pueda hacer yo sola. Decidí enviar una propuesta al aldea de Cinta Mekar y a los negocios locales.”

Porque ella sabía que los negocios y el gobierno estarían interesados en una ganancia al hacer emprendimientos y raramente se interesaría en los individuos, Tri Mumpuni primero creo una entidad llamada IBEKA. A través de esta organización ella envió la propuesta. El siguiente es un fragmento de la propuesta:

“El poder de la micro planta Hidroeléctrica es una forma perfecta para suplir energía a las personas con desventajas económicas en aldeas como esta (Cinta Mekar). Esta es también una aventura que generará ganancias continuamente para la comunidad. Primero que todo esto es un proyecto de cooperación civil. Las instalaciones de la micro planta hidroeléctrica serán construidas en la aldea a través de la inversión conjunta del gobierno, negocios locales e IBEKA. A medida que los negocios locales y la comunidad de la aldea posean los bienes compartidos, las personas locales tendrán el primer acceso a la energía eléctrica. El excedente será vendido al gobierno. Las ganancias estarán divididas entre los negocios locales y la comunidad en un radio de 50:50.”

Tri Mumpuni llamó a este un “modelo hibrido.” El gobierno mostró una respuesta positiva, denotando que la compañía establecería un precedente en el desarrollo de la comunidad local. Pero ella enfrentó un obstáculo inesperado. Los residentes locales no aceptaron la visión de Tri Mumpuni. Ella dudó que esto fuera posible, y se preguntó si ellos tendrían que ser responsables por el mantenimiento y las reparaciones o si el gobierno haría todo.

Entonces Tri Mumpuni se dió cuenta que ningún residente estaba dispuesto a tomar el proyecto, ella se mudó a Cinta Mekar para asegurarse del éxito del negocio. Por dos años ella pasó el tiempo con las personas de la aldea construyendo comunicación cercana y abierta. Ella se enfocó en cambiar la mentalidad de las personas. Para evitar el fracaso del proyecto, ella trabajo duro para incrementar la capacidad de mantenimiento y reparación en la aldea. De esta manera, la cooperación fue creada con las personas locales de la aldea. Incluso después de que las instalaciones fueran completadas el negocio ha continuado. Un par de micro plantas de energía hidroeléctrica fueron construidas en Cinta Mekar y en el 2004, la aldea alcanzo la independencia de energía al 100%.

 

Propagación a pequeña escala del desarrollo de energía ecológica

 

Basada en el éxito de Cinta Mekar, Tri Mumpuni creó un principio acorazado del negocio del modelo híbrido  “Recursos naturales deben ser desarrollados y utilizados en cooperación con los residentes locales.” Tri Mumpuni derramó su vida en este proyecto. Ella viajó a 68 regiones en Indonesia diseminando el modelo híbrido.

La filosofía de IBEKA enfocado en el  desarrollo de la  comunidad a traves de los recursos naturales Indonesia

La filosofía de IBEKA enfocado en el desarrollo de la comunidad a través de los recursos naturales de Indonesia

Los negocios locales y la comunidad de la villa poseen conjuntamente las acciones de la planta, y están apoyados por el gobierno, negocios locales e IBEKA. Esta es su explicación del modelo híbrido.

“La micro planta de energía hidroeléctrica no es solo una planta a pequeña escala. El tamaño no es la característica principal, esta posee un significado más profundo. Este proyecto no se trata de solo suplir energía a aldeas lejanas sino de iniciar un cambio que eleve la calidad de vida en las aldeas. Los niños pueden caminar seguros por las calles en la noche; podemos incrementar las ganancias a medida que sembramos diferentes frutos e incluso creamos más trabajos. Los fondos ganados de la venta de electricidad al gobierno pueden ser asignados al fondo de educación universitaria para estudiantes que no tienen los recursos para ir y seguros de vida para aquellos que no pueden pagar los gastos económicos para cirugías. El dinero también podría ser utilizado para préstamos a las personas que quieren comenzar un pequeño negocio. Lo más importante es que a través del proceso entero la gente local es una parte del proyecto. Si nuestros servicios son desarrollados con el consentimiento y participación de la comunidad que consiste en familias individuales podemos incrementar la participación democrática. Así es como comenzamos a soñar el cambio.”

Tri Mumpuni viaja alrededor del mundo propagando el desarrollo de este sistema de energía ecológico a pequeña escala. Incluso en este momento ella está comprometida en un dialogo con las personas locales en algún lugar expandiendo el mensaje de que ellos tienen el poder de cambiar su comunidad.

“La creencia de que cada uno de nosotros tenemos el poder de cambiar las cosas por si solos es el verdadero rayo de esperanza que esta iluminando las áreas remotas de Indonesia. Yo solo ayude a fomentar la creencia a través de un sentido de comunidad.”

 

 

Este artículo fue publicado primero en www.globalpeacewomen.org

 

 

Líder del Grupo Social Consultor

puristo@empas.com

“El contenido original ha sido publicado en el artículo de acuerdo con las leyes de copyright”

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2013/03/dia-internacional-de-la-felicidad-tri-mumpuni-premio-paz-global-al-excepcional-espiritu-socio-empresarial/
%d bloggers like this: