Plenaria de apertura en la conferencia internacional de "Gobernanza, Ética y Desarrollo." (Izq. a Der.) Expresidente Carlos Mesa de Bolivia, Vinicio Cerezo de Guatemala, Thomas Field, Presidente de FPG capitulo Paraguay, Dr. Hyun Jin Moon, Fundador de FPG Internacional, José Altamirano, Presidente de IDPPS Paraguay, Expresidentes Juan Carlos Wasmosy de Paraguay, Ernesto Samper de Colombia y Álvaro Colom de Guatemala.

Plenaria de apertura en la conferencia internacional de “Gobernanza, Ética y Desarrollo.” (Izq. a Der.) Expresidente Carlos Mesa de Bolivia, Vinicio Cerezo de Guatemala, Thomas Field, Presidente de FPG capitulo Paraguay, Dr. Hyun Jin Moon, Fundador de FPG Internacional, José Altamirano, Presidente de IDPPS Paraguay, Expresidentes Juan Carlos Wasmosy de Paraguay, Ernesto Samper de Colombia y Álvaro Colom de Guatemala.

La reciente conferencia de “Gobernanza, Ética y Desarrollo” afirmó que América Latina está en el margen de una era de oportunidad económica y estabilidad.

En su discurso en la plenaria de apertura de la conferencia el Dr. Moon observó que aunque el continente Americano entero fue colonizado por exploradores llevando sueños y oportunidades espirituales y económicas, las historias del Norte América, Centro y Sur América “se desenvolvieron diferentemente con consecuencias cualitativas y cuantitativas reales para sus pueblos.” 

Los primeros trece estados que se convirtieron en los Estados Unidos de América comenzaron como colonias Británicas. Montando en las olas del Renacimiento y la Reformación, Gran Bretaña hizo los avances para convertirse en un gobierno constitucional que reconoció los derechos de cada Ingles libre. Los padres fundadores de los Estados Unidos se basaron en estos precedentes para embarcar en su remarcable experimento: Para construir una nación que reconociera y protegiera los derechos y los valores dotados por el Creador de la humanidad, una nación regida por el pueblo y para el pueblo.

Centro América y Sur América, sin embargo, tomaron la estructura cultural y política de la Península Ibérica. Convirtiéndose en un baluarte de la vieja Europa; y hasta este día, están presentes remanentes feuda listicos: Pequeñas Elites controlan la vida social, política, religiosa y económica de la nación, con una brecha siempre presente entre el rico y el pobre. 

Un despertar Latinoamericano debería sacudir estos ornamentos desactualizados y hacer el camino para que las naciones emerjan centradas en principios probados por el tiempo como los derechos humanos universales dados por Dios y el vivir por el bien de los demás.

Estos valores no son ajenos a Centro América y Sur América. Muchas naciones Latinoamericanas son profundamente espirituales, reconociendo la presencia omnipresente de Dios en su vida privada y pública. Naciones como Paraguay han acogido su idioma indígena como idioma nacional, además del idioma español. 

El Dr. Moon instó a los presidentes anteriores, actuales y entrantes de Paraguay a forjar un plan de trabajo para el desarrollo nacional en Latinoamérica basado en valores y principios y abrir una era de nuevas oportunidades sociales y económicas.

 

 

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2013/07/1426/
%d bloggers like this: