GPF Malasia reportó que el Futbol de Medianoche fue dotado por la marca deportiva FIGOS. El Director Administrativo de FIGOS, Mr. Tang Kok Wai dijo: “Si usted obtiene la objetivo correcto para la juventud en riesgo, este programa realmente va a impactarlos a todos.”

El entrenador correcto es tan importante como los jugadores correctos. Dr. Moon ha descrito los atributos de un buen entrenador usando sus propias experiencias como deportista y con ejemplos de entrenamiento contemporáneo. El Dr. Moon fue un miembro del Equipo Ecuestre Olímpico de Corea durante los Juegos Olímpicos de Barcelona y Seúl, y jugó fútbol Estadounidense en la secundaria.

 

Fútbol de Medianoche ahora es patrocinado por la marca FIGOS

Fútbol de Medianoche ahora es patrocinado por la marca FIGOS

Aquí hay tres tipos de atributos de un buen entrenador:

Fútbol de Medianoche en acción

Participantes del Fútbol de Medianoche llevando a cabo sus actividades

1. Un buen entrenador hace que los jugadores sean honestos. Para alcanzar metas altas un jugador necesita saber honestamente donde están para poder ver a donde tienen que ir.

2. Un buen entrenador es duro. Para que los jugadores alcancen su más alto potencial, ellos necesitan ser desafiados constantemente.

3. Un buen entrenador construye un equipo que trabaja unido y toma iniciativa. Un buen equipo puede trabajar a pesar de los cambios y convertirlos en oportunidades.

En la Conferencia Internacional de Educadores 2013 el Dr. Moon usó el ejemplo de Hiddink para hacer su aclaración – el entrenador Noruego llevó a Corea al 4o. lugar durante la Copa Mundial de la FIFA 2002. Hasta entonces Corea del Sur no había ganado una simple competencia en sus apariciones previas en la Copa Mundial.

Cuando el comenzó, Hiddink no era nada conocido. De acuerdo al New York Times, “seguidores y periodistas expresaron su desaprobación caústica.”

Primero, Hiddink escogió a jóvenes jugadores en lugar de los jugadores más experimentados y reconocidos. El artículo escribe: “El desacreditó la experiencia académica y el linaje familiar de los jugadores, escogiéndolos en lugar del talento y la presentación.” Esto erizó las plumas de los Coreanos que pusieron merito a la antigüedad.

 

Hiddink llevó al equipo nacional Coreano a un estupendo 4o. lugar al final de la Copa Mundial 2002. Mucho de eso es atribuido a sus habilidades de entrenamiento. Foto, cortesía de Новикова Юлия

Hiddink llevó al equipo nacional Coreano a un estupendo 4o. lugar al final de la Copa Mundial 2002. Mucho de eso es atribuido a sus habilidades de entrenamiento. Foto, cortesía de Новикова Юлия

Incluso, Hiddink entrenó los jugadores jóvenes fuertemente y los jugadores florecieron. Cuando el comenzó, el jugador Ahn Jung Hwan “Su resistencia no podría empatar su look apuesto,” pero con su estímulo Ahn se convirtió en el “jugador delantero más amenazante.” Quién podría olvidar el gol dorado de Ahn en los cuartos de final Corea Vs. Italia?

Segundo, Hiddink manejó el equipo a través de un puñado de partidos con los mejores equipos del listado de Europa y Suramérica. La presentación del equipo fue poco prometedora. Pero, honestamente mostró lo que necesitaba el equipo para poder competir contra el mundo. El equipo nacional Coreano descartó todas las ilusiones de grandeza. Ellos habían visto la competición y estuvieron disponibles a trabajar duro para sacar provecho de sus habilidades y fortalezas.

Para cuando vino el verano, el equipo ya había aprendido a pensar con sus pies. Antes de Hiddink, el equipo Coreano estaba usando la estrategia “uno aplica para todos.” Con Hiddink el equipo se volvió fluido, y hasta se puede adaptar a cualquier situación. Dave Sarachan, entrenador Estadounidense y scout Surcoreano que fue citado por el New York Times diciendo que Hiddink había inculcado en el equipo Coreano “una creencia de hacer su propia decisión en el campo de fútbol.”

Corea del Sur sorprendió al mundo cuando luchó a su manera por el cuarto lugar en la Copa Mundial ese año, desalojando el anterior record Asiático con el más alto puntaje entre las naciones Asiáticas, Corea del Norte.

El Dr. Moon señala que un buen entrenador es casi como un buen líder, profesor y padre. Un buen líder es honesto con las personas a las que está liderando. Un buen profesor empuja a sus estudiantes para esforzarse por su máximo potencial. Y un buen padre enseña a sus hijos a ser orientados por sus metas hacia visiones a largo plazo, permitiendo a sus niños navegar a través de desafíos imprevistos mientras ellos trabajan por sus destinos.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2013/07/como-ser-un-excelente-entrenador
%d bloggers like this: