El siguiente es el discurso escrito pronunciado por el Sr. Young Jun Kim, Vice-Presidente de la Fundación Paz Global como mediador del Dr. Hyun Jin Moon en la Conferencia de Liderazgo Paz Global titulada “Liderazgo Moral e Innovador: Una Plataforma para la Paz Sostenible y el Desarrollo” ayuda desde Noviembre 20-22 en Manila, Filipinas.

GPLC realizó la apertura con un memorial para las víctimas del Tifón Yolanda/Haiyan

GPLC realizó la apertura del GPLC con un memorial para las víctimas del Tifón Yolanda/Haiyan

Distinguidos líderes, respetados invitados, damas y caballeros:

Es un gran honor dirigirme a ustedes aquí hoy en esta importante conferencia sobre “Liderazgo Moral e Innovador: Una Plataforma para la Paz Sostenible y el Desarrollo.” Este es un tema de gran significado para esta nación de Filipinas a medida que ustedes afrontan con la devastación causada por el súper Typhoon Yolanda, y prepararse para reconstruir a su paso.

Estaba asombrado y profundamente entristecido por las grandes pérdidas de vida y la extensión de la destrucción. Quiero expresar mi más profunda simpatía a las víctimas y a sus familias, a aquellas comunidades que soportaron la mayor parte de la ira de la tormenta, y a todos los Filipinos.

Después de que supe la extensión de la tragedia decidí posponer muchos de los eventos planeados por la Fundación Paz Global para este periodo, y en lugar de eso hice un traslado de nuestros recursos para apoyar el trabajo de recuperación de la mejor manera posible, Esta conferencia tiene un gran valor en las circunstancias presentes como se enfoca las fundaciones morales y cualidades de liderazgo requeridas para ser aprovechadas y entonces, movernos más allá de los desastres y construir un futuro pacífico y próspero para las Filipinas.

Particularmente quiero apreciar a muchos socios y contribuidores que han trabajado con nosotros en la preparación de esta reunión y en proyectos continuos. No estaríamos aquí hoy si no fuera por su sincera devoción y adueñamiento de la visión compartida. Podrían darles una ronda de aplausos?

La crisis a menudo saca lo mejor de la naturaleza humana, así como lo vemos en el traslado y la respuesta internacional al presente desastre. Mi país de nacimiento, Corea, y mi nación adoptiva, Estados Unidos son solo dos de las muchas naciones que han enviado apoyo significativo a Filipinas en su hora de necesidad. En momentos como este los lazos de nuestra humanidad común nos recuerdan que somos una familia y nos impulsa a llegar a nuestros hermanos y hermanas y a ayudarlos, sin importar las diferencias de nacionalidad, raza, o religión.

Como hombre de fe, veo en este impulso la semilla que brota de una visión que tiene el poder de trascender las diferencias, sean étnicas, culturales, o religiosas, estas crean división y conflicto. Esa visión es la idea simple pero profunda de que todos somos miembros de Una Familia Bajo Dios y es la llave para levantarnos al siguiente nivel del progreso humano y asegurando un futuro de paz y prosperidad, aquí en Filipinas, y globalmente.

Filipinas, como muchas naciones del mundo emergente, se sostiene en un punto de transición en la historia, donde la dirección futura de la nación es determinada por un largo tiempo o su liderazgo y la visión que la guía. El potencial aquí es grande. Goldman Sachs, el banco de inversión internacional, identifico Filipinas como uno de los “Próximos Once” países en desarrollo con el potencial para convertirse en una nación líder en el siglo XXI. Ustedes tienen una economía que mejora firmemente, una gran población joven con toda la energía potencial y la creatividad que la juventud promete, los recursos naturales para desarrollarse en el sur.

Sin embargo, reconocemos todo tan claramente que el prospecto de paz y el progreso enfrenta serios obstáculos. Las dos mayores amenazas son el conflicto – entre los grupos étnicos, y de extremistas impulsados por entendimientos radicales y distorsionados de religión – y corrupción.

Conflicto en el sur, si con Abu Sayaf o el Frente de Liberación Moro, atemoriza los inversores internacionales y obstaculiza el desarrollo de los recursos naturales en esa región.

La corrupción permanece como el mayor drenaje en la economía, a pesar del crecimiento de la riqueza del país como tal, la pobreza permanece endémica y extrema en muchas áreas. Más de 30 mil domicilios están sin electricidad o agua corriente y sus niños tienes pocas oportunidades de educación. Como Presidente Aquino proclamo mientras estaba lanzándose a la presidencia, “Cuando nadie es corrupto, ninguno es pobre.”

Sobrepasar estos desafíos es un llamado al verdadero liderazgo. El verdadero liderazgo no significa el traspaso de poder para su propio bien. El verdadero liderazgo es el liderazgo moral e innovador cuyo poder yace en la autoridad moral en las vidas de personas como Mahatma Gandhi, Martin Luther King, y Nelson Mandela. Cada uno de ellos sobrepaso grandes fuerzas materiales organizadas en contra de ellos, a través del poder y la verdad de los principios y valores universales por los cuales ellos dieron su voz.

El liderazgo moral es más precioso para el futuro de una nación que el oro, los diamantes, o el petróleo. Este es guiado por una visión común que refleja las aspiraciones humanas fundamentales, que conforman los principios espirituales universales que gobiernan la vida humana, y estos están expresados en los valores morales comunes que pueden forman finalmente la ética global.

La visión de Una Familia Bajo Dios tiene implícito dentro de esta ciertos principios fundamentales. Primero, cada ser humano tiene un valor y dignidad únicos del Creador y deberían ser tratados como tal. Segundo, desde que compartimos una fuente común u origen, por lo tanto en las palabras de la Declaración Estadounidense de Independencia, “todos los hombres son creados iguales y están dotados por el Creador con ciertos derechos inalienables.” Estos derechos se originan del Creador y no pueden ser removidos o denegados por ningún gobierno u otra institución humana. Tercero, como miembros de una familia compartiendo un origen común, también compartimos una responsabilidad común los unos a los otros y por el destino de nuestro mundo. De estos principios, valores sociales prácticos, trazados sobre la creatividad natural humana.

Este tipo de liderazgo debe emerger de muchos sectores diferentes de la sociedad. Por eso es que es tan inspirador que ustedes se hayan unido aquí hoy de orígenes como una comunidad diversa de fe, el mundo de los negocios, académico, servicio gubernamental y el sector no-lucrativo. Ustedes vienen aquí como dueños verdaderos, listos para tomar responsabilidad para la construcción de un futuro pacífico y próspero para su país.

A través de Fundación Paz Global estoy promoviendo las cualidades del liderazgo moral e innovador en tres áreas claves: La cooperación entre espiritualidades para abarcar el conflicto y los desafíos sociales; el fortalecimiento de familias y comunidades; y la difusión de una cultura de servicio a los demás.

Con la historia de tensión y algunas veces violencia entre comunidades Cristianas y Musulmanas de Mindanao, Filipinas ha sido uno de los lugares críticos en lo que se ha convertido una división global entre el Cristianismo y el Islam, dos de las tres grandes tradiciones de fe. Desde el final de la Guerra Fría la dinámica geopolítica global ha sido reconfigurada por el poder de versiones politiqueras y radicalizadas de las grandes tradiciones de fe.

La amenaza del extremismo religioso no puede ser resuelta por solo medios políticos y económicos. Una resolución verdadera y 1464004_235661033261201_865553633_nduradera debe ser arraigada en la fe y expresada a través de la espiritualidad práctica. Hasta ese fin, los líderes de fe deben posicionarse más allá de los confines de sus propias tradiciones sectarias o denominacionales, y actuar juntos como líderes espirituales verdaderos, representando la esperanza de Dios por el mundo, no solo los intereses de una religión en particular. Tal movimiento elevara a la humanidad a un nuevo nivel de entendimiento de vías de paz y reconciliación, estableciendo nuevas normas que se convierten en la base de una nueva ética global.

La Fundación Paz Global ha trabajado para traer a las comunidades Cristianas y Musulmanas para que cooperen juntas en áreas de conflicto, Mindanao esta entre estos.

A comienzos de este mes, organizamos en Nigeria una conferencia donde líderes Cristianos y musulmanes se unieron con líderes tradicionales y comunitarios para difundir el mensaje de unidad a lo largo del país bajo la bandera de Una Familia Bajo Dios. El mes próximo en Malasia, un país de diversas tradiciones de fe, incluyendo el Islam, el Cristianismo, y el Hinduismo, la Convención Paz Global que se celebra cada año resaltara la importancia de la cooperación interreligiosa y la importancia del establecimiento de una plataforma para el trabajo futuro en el Medio Oriente.

Los líderes espirituales, a través de su autoridad moral también pueden ser una fuerza poderosa en contra de la corrupción, a través de hablar por los estándares más altos de servicio y promover y proteger a aquellos que estén listos para defenderlos.

En la esfera social, lideres morales e innovadores deben recurrir al poder de la familia tradicional extendida. Tales familias, a través del respeto mutuo, proveen una red de seguridad social independiente del gobierno. Esto está en un contraste oscuro a los modelos nucleares de la familia que predominan en naciones desarrolladas, cuyos déficits psicológicos, sociales, y fiscales se están convirtiendo ahora claramente en largos números de personas de tercera edad que dependen de programas de baja inversión del gobierno que provee a la tercera edad.

Más importante aún, incluso más que una red de seguridad social, es la familia extendida que provee una red de seguridad ética y espiritual, nutriendo y transmitiendo tradición cultural y estándares morales. Esta es la esencia de las comunidades fuertes que son los ladrillos de construcción de una sociedad saludable y una nación fuerte.

Una sociedad que aspira a la visión de Una Familia Bajo Dios, que no puede permitir que la prosperidad beneficie solo a algunos de sus miembros mientras los otros permanecen atascados en la pobreza. Las comunidades pobres también necesitan que se les ofrezca una oportunidad para desarrollarse, así ellos pueden ejercer la responsabilidad de sus propios futuros, y, al hacer eso, hallar dignidad.

Esta es la meta del Proyecto Alllights de GPF, siendo pionero aquí en Filipinas. Alllights ofrece un enfoque comprensivo en comunidades rurales. Este comienza al traer las lámparas de energía solar a aldeas sin electricidad. Este simple paso tiene impactos positivos en la alfabetización y educación, en la salud, en el ingreso familiar disponible, y en el medio ambiente.

Las lámparas solares permiten a los niños estudiar, después del atardecer y así mejorar su nivel de educación, aumentando la apertura de oportunidades para ellos en el futuro. Ellos abren una puerta más ancha para salir de la pobreza. Ellos no necesitarían las lámparas de kerosene, ahorrándose más del 30% del ingreso de familias pobres lo cual puede ser gastado en dinero, ropa, zapatos, y también libros, bolígrafos, y papel para estudiar. Cuando el kerosene se va también se va la exposición a los riesgos considerables de salud por su humo, y el impacto al medio ambiente del dióxido de carbono el cual es bombeado a la atmosfera.

La experiencia ha mostrado que las lámparas también tienen un significado impactante en la comunidad como tal. La iluminación de calle solar mejora la seguridad, y como resultado hay más interacción y cooperación entre los aldeanos. Ellos piensan y trabajan más como una comunidad, tomando nuevos proyectos y un sentido de posicionamiento de su futuro.

Las grandes poblaciones jóvenes en Filipinas y a lo largo de Asia formaran el futuro de sus países para mejorar o empeorar. De ellos emergiera la próxima generación de líderes, por esto su educación tiene una importancia crítica. Esto significa que no solo la alfabetización, sino también el eje moral y las cualidades de carácter les ayudaran a convertirse en ciudadanos responsables y líderes de cambio positivo en sus comunidades.

Para avanzar esta meta GPF Filipinas ha desarrollado un currículo para la educación basada en el carácter y aprendizaje de servicio. Esto está siendo implementado ahora asociación con el Departamento de Educación a lo largo de la Región 3. También estamos trabajando con el departamento para proveer educación a través del Sistema Alternativo de Aprendizaje a las comunidades con poco acceso a la educación regular, en el área metropolitana de Manila, Central Luzón y Mindanao.

A través del poder del liderazgo moral e innovador arraigado en la visión unificadora de Una Familia Bajo Dios, Filipinas puede levantarse sobre sus desafíos. A través de unirnos desde todos los sectores de la sociedad, y cooperar alrededor de esta visión moral poderosa, ustedes pueden dar dirección y esperanza al pueblo Filipino y educar a líderes políticos morales e innovadores.

988747_235275586633079_680826034_n

El Sr. Young Jun Kim pronunciando el mensaje del Dr. Moon en GPLC Manila

Si ustedes pueden aprovechar esta visión de Una Familia Bajo Dios y hacerla realidad; si educan la generación de líderes jóvenes que puedan heredarla y practicarla, entonces la esperanza de este país brillará. Usted se puede convertir en una luz y en un líder verdadero entre los países emergentes de Asia, un ejemplo e inspiración para otras naciones a seguir. Hago un llamado para la búsqueda de esta gran causa juntos y así Filipinas puede realizar su verdadero destino.

Gracias y que Dios bendiga a ustedes y a sus familias.                    

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2013/11/el-dr-moon-hace-un-llamado-al-liderazgo-moral-e-innovador-como-clave-para-la-recuperacion-y-el-desarrollo-de-filipinas-durante-gplc-manila/
%d bloggers like this: