El Dr.  Moon llego a Malasia para la Convención Paz Global 2013. La última vez que él estuvo en Malasia fue en el 2008 para la Conferencia de Liderazgo Paz Global y el Global Peace Festival.

Abajo esta su discurso completo.

one-family-under-God-Malaysia

Kuala Lumpur, Malasia, 19 de octubre de 2008

Estimados dignatarios, familias, amigos, damas y caballeros, bienvenidos al Global Peace Festival en la hermosa Kuala Lumpur, Malasia.

Salam Sejahtera! Saludos!

Es un gran honor y placer estar con ustedes hoy para celebrar una visión de paz duradera. El hecho de que ustedes estén aquí esta noche en tal número es una clara señal de que el Global Peace Festival está trayendo un nuevo aliento de esperanza a un mundo que está buscando por un fin al ciclo de guerra, conflicto, y pobreza!

Amo Malasia! cada vez que vengo aquí estoy profundamente impresionado de cómo esta nación se está convirtiendo en un modelo de paz interreligiosa y unidad, con personas de todas las religiones, razas, y etnias viviendo juntos como vecinos y como hermanos y hermanas.

Malasia es verdaderamente una nación que ama a Dios. Cuando visitamos la Mezquita Putrajaya el viernes, estaba inspirado de aprender como las instituciones del gobierno detienen sus deberes diariamente y especialmente el viernes para orar en la mezquita.

En otros lugares, vimos las preparaciones para la celebración de Deepavali, el Festival Hindú de luces, y nos recordaron a través de su hermosa tradición la aceptación de todas las tradiciones de fe, permitiendo a todos los Malayos alabar a Dios de acuerdo a lo que dicta su conciencia.

Por otra parte, Malasia ha invitado decenas de miles de estudiantes de todo el mundo para estudiar aquí, muchos de ellos con generosas becas. De esta manera, ustedes están ayudando a crear una nueva generación de constructores de paz que jugaran un rol central en la construcción de un mundo de paz en este siglo XXI.

A los jóvenes les gusta soñar en grande. Malasia es una nación joven que esta soñando en convertirse en la capital de paz del mundo. Yo he venido aquí hoy a desafiarlos a soñar el sueño más grande de todos, el sueño de “Una Familia Bajo Dios.”

Creo que todos podemos ponernos de acuerdo en que hay un camino largo por recorrer si vamos a realizar realmente este sueño de paz. En semanas recientes, el caos financiero y económico ha estado agitando de manera incierta casi cada nación del mundo.

Cada nación también enfrenta problemas persistentes de crimen, desempleo, SIDA, pobreza, rompimiento de familias y problemas juveniles. El tope de todo eso es el número record de guerras y conflictos regionales que continúan plagando la familia humana.

Recientemente, las Naciones Unidas publicaron un reporte pesimista declarando que el progreso de las Metas de Desarrollo del Gobierno está fuera de rumbo. Sin duda algunas veces parece que nuestro mundo está más lejos de la paz que nunca!

Una cosa es clara: Si debe haber un cambio, el mundo de necesidades innegables necesita una nueva visión de paz para el siglo XXI. Por otro lado, a diferencia del pensamiento secular de nuestro reciente pasado, este debería ser una visión espiritual, arraigada en valores universales.

Solo necesitamos mirar atrás al último siglo para reconocer la futilidad de aprovechar los problemas del mundo a través de las mismas viejas soluciones militares, económicas, políticas, diplomáticas, y científicas. Manejando solo los síntomas de la crisis global y el conflicto e ignorando la causa raíz no funcionará.

Debemos ser audaces y romper nuevos suelos en nuestra búsqueda de paz y prosperidad, si estamos para ir más allá de las fallas de nuestro pasado. Hoy, por lo tanto, quiero compartir una nueva visión de paz duradera para Malasia y todas las naciones.

Esa visión es “Una Familia Bajo Dios!’

El único que ha tomado la responsabilidad para defender esta visión no es otro que mi padre, el Reverendo Dr. Sun Myung Moon. Él ha dedicado su vida entera y todos sus recursos para el cumplimiento de ese sueño.

El sueño de construir “Una Familia Bajo Dios” no es el sueño de solo un hombre, una mujer, o una familia sino que le pertenece a toda la humanidad y, sobretodo, a Dios.

Como mi padre lo explico en un reciente Mensaje de Paz, Dios, el Creador de todas las cosas bajo el sol, es el verdadero padre de la humanidad. Él no es un padre en el sentido parroquial, existente solo para una cierta religión, una cierta raza, o los residentes de una cierta región.

Lo pueden llamar por cualquier nombre, sea Alá, Jehová, Dios, Cielo, o cualquier otro. Lo más importante es que El ciertamente existe y vive como el creador y verdadero padre de toda la humanidad.

Una Verdadera Familia es el Modelo para la Paz

Porque la familia es el bloque fundamental de construcción de paz? Primero y más importante, la familia es universal. Sin importar la raza, etnia, nacionalidad, y afiliaciones religiosas, todos somos miembros de familias.

Segundo, la familia representa los relacionamientos más íntimos de los seres humanos. Usamos términos familiares para describir la cercanía de cualquier relacionamiento, diciendo “esta persona es como mi padre, como mi madre, como mi hermano, como mi hermana, como mi hijo y como mi hija.”

Lo más importante es que la familia es la escuela del amor. Creo que las tres generaciones modelo de abuelos, padres e hijos son la pauta de la virtud familiar.

Esas generaciones representan el pasado, presente y futuro viviendo en armonía en una familia, estableciendo la base del establecimiento de paz centrado sobre el amor verdadero.

Antes de llamarnos a sí mismos Musulmanes o Cristianos o Hindúes, antes de vernos a sí mismos como blancos, negros, asiáticos, antes de identificarnos a sí mismos como Malayos, Chinos o Coreanos, somos primero que todo y lo más importante, hermanos y hermanas, y miembros de la familia eterna de Dios.

 

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2013/12/una-familia-bajo-dios-en-malasia-discurso-en-el-global-peace-festival-2008/
%d bloggers like this: