El siguiente es un editorial publicado en HanKooki por el Sr. Chul-Soon. Él fue un participante de Corea en la Convencion Paz Global 2013

La Convención de GPF en Malasia propuso nuevas iniciativas para la paz.

El “Concejo Interreligioso de la ONU” propuesto, es para promover el Hong Ik Ingan y la Gran Armonía.

El slogan nacional de Malasia es “Satu Malasia,” una Malasia. Numerosas religiones del mundo coexisten en Malasia, y su perfil de población étnica consiste en Malayos, Chinos, e Indios en una relación de 6:3:1. El Departamento de Unidad Nacional e Integración, el cual fue lanzado bajo la Oficina del Primer Ministro en 1969, ha copado bien con la complejidad estructural de la sociedad Malaya multiracial, multicultural, y multirreligiosa a través de buscar una identidad unida y coexistencia pacífica.

En tal país, es natural discutir maneras de entender la prosperidad compartida de la humanidad y la paz sostenible. La convención anual de 2013 de la Fundación Paz Global (FPG) fue realizada en Kuala Lumpur desde el 5 hasta el 8 de diciembre bajo el tema de “Unidad y Diversidad.” Cerca de 400 participantes de 40 países alrededor del mundo discutieron como realizar la cooperación interreligiosa, el liderazgo femenino, el desarrollo de las familias y comunidades regionales, y la ética de medios. Muchos participantes a lo largo del globo como un grupo de expresidentes y primeros ministros de Latinoamérica hicieron que la convención se asemejara a la Asamblea General de la ONU.

El más notorio de los planes de acción y resoluciones adoptadas en la convención es la propuesta del presidente y fundador de GPF, Hyun Jin Moon para crear un concejo interreligioso de paz en la Organización de Naciones Unidas. La razón fundamental detrás de la propuesta es la siguiente: “Los conflictos más peligrosos y crueles desde el comienzo de la historia han sido los conflictos religiosos. Hoy estamos enfrentando un riesgo más grande de guerra religiosa mientras la pasión religiosa se empareja a las armas de destrucción masiva. Por lo tanto, el mundo necesita un movimiento interreligioso que tome acciones más allá del dialogo y el reconocimiento mutuo. La ONU existente, el legado de la Guerra Fría, ya no son efectivos. Entonces necesitamos una nueva organización.” Es verdad que la ONU está limitada cuando aborda conflictos basados religiosamente que están arraigados en la fe. La ONU, por naturaleza es diseñada para promover un balance y la situación actual. Como Samuel Huntington señalo, esta organización internacional no está equipada con la estructura y capacidad para abordar con los conflictos religiosos crecientes. En este sentido, esta propuesta vale la pena discutirla y esforzarse para implementarla.

El presidente Moon presento la visión de Una Familia Bajo Dios como un lema para la paz duradera y la prosperidad mutua. Todas las religiones     buscan la paz. Dios en esta declaración es referido como un ser espiritual y trascendente que cada religión revenera. La filosofía que rodea a tal movimiento más allá de la religión que puede abrazar el mundo es hallado en “Hong Ik Ingan,” la ideología fundadora de Corea.

La filosofía fundadora de Corea me hace mirar atrás a la situación de Corea. Corea fue llamado por una aceptación cultural y religiosa desde la adopción de la “globalización” como una ley nacional a comienzos de los 90’s, pero teníamos que ver todavía el progreso significativo. El concepto de la familia multicultural en Corea sirve más como un mecanismo de discriminación que de acoger las familias multiculturales. Habrán inevitables efectos secundarios substanciales a medida que tratamos de integrar las familias multiculturales dentro de nuestra sociedad sin cambiar nosotros mismos.

El problema más grande yace dentro de nosotros. Si permanecemos atascados en creencias tercas y firmes en facciones con poca tolerancia, el desarrollo político y la unidad social es duramente alcanzable. El espíritu de la “Gran Armonía” realmente se necesita. La Gran Unidad, una idea desarrollada por Chuang-tzu, significa “Todas las cosas están en una gran imagen pero están todas en imágenes diferentes.” Nuestra meta debería ser realizar una sociedad madura a través de tolerancia y armonía, promoviendo la Gran Armonía y considerando diferencias menores.

Académicos en la Dinastía Joseon durante los siglos XVIII al IXX tuvieron un “Conocimiento Byung-se,” en el cual ellos consideraron a los intelectuales y la civilización de la dinastía Qing como iguales contemporáneos incluso estando ellos localizados en diferentes regiones. En ese tiempo, para los intelectuales de Joseon, la dinastía China Qing no solo era el centro del mundo si no también del mundo entero. “Byung” connota benevolencia, para abrazar, corresponder, y unir. El conocimiento “Byung-se” nos dirigiría a mejorar la promoción substancial de la Gran Armonía mientras se valoran las diferencias.

Porque necesitamos buscar el trabajo de reunificación en Corea? La meta de alcanzar “una Corea” debería crear un país ideal unificado, el cual sea globalmente reconocido y respetado por contribuir al mundo el poder de una cultura y espíritu unificados en lugar de poder militar y económico. Este es mi deseo y renovada creencia en Malasia.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2014/01/el-sueno-del-hong-ik-ingan-y-la-gran-armonia-%E5%A4%A7%E5%90%8C
%d bloggers like this: