Discurso Principal de la Plenaria de Apertura, Conferencia de Liderazgo Paz Global 2014, Seúl, Corea, 29 de septiembre

Distinguidos invitados, damas y caballeros:

El Dr. Hyun Jin Moon se dirige a los líderes globales y expertos convocados a la Conferencia de Liderazgo Paz Global en Seúl, Corea.

El Dr. Hyun Jin Moon se dirige a los líderes globales y expertos convocados a la Conferencia de Liderazgo Paz Global en Seúl, Corea.

Me gustaría agradecer a todos ustedes por su tiempo y contribución de liderazgo en esta Conferencia de Liderazgo Paz Global con el tema “Vision, Principios y Valores por una Corea Unificada.” Estamos reunidos en un punto de inflexión verdaderamente importante en la historia de orgullo de la gente Coreana y nuestra búsqueda compartida para realizar una patria unificada.

Me gustaría agradecer a nuestros socios Dr Se Il Park del Comité de Preparación para la Unificación y Profesor honorario de la Universidad Nacional de Seúl, y a Lee Gapsan y otros líderes de la Acción por una Corea Unida.

Desde la esfera política, estoy feliz de reconocer los miembros de la Asamblea Nacional que nos están acompañando hoy, el Honorable Sung Tae Kim, el Honorable Myung Chul Cho, y el Honorable Young Kyo Seo y las muchas figuras políticas que están con nosotros hoy.

También estamos complacidos de dar la bienvenida a seis grandes tradiciones de fe de Corea.

Deseo agradecer al Co-Presidente del Comité Organizador, el Honorable Lee Maan Eee y al Venerable Young Dam, al Dr. Kwak Tae Hwan, al Dr. Jin Shin y a los muchos eruditos que se han unido a nosotros y han apoyado. Nuestros estimados invitados internacionales incluyen el Dr. Edwin Feulner, Fundador de la prestigiosa Fundación Heritage en Washington D.C., Victor Cha, Presidente en Corea del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, el Dr. Robert Schuller y la Sra. Donna Schuller de la  Coalición del Renacimiento Estadounidense, el Dr. Feng Zhu de la Universidad Nanjing, así como los líderes clave de la diáspora Coreana de Japón, China y Estados Unidos.

Vamos a dar al Comité Organizador Entero una calurosa ronda de aplausos.

La Unificación Toma el Centro del Escenario

En los tres años desde que la Fundación Paz Global realizó su primera convención anual aquí en Seúl, el panorama respecto a la unificación Coreana ha cambiado enormemente. En ese entonces, muchos de los Coreanos del Sur tenían poco interés en el tema. Ellos pensaron que pasaría en un futuro distante, si es que llegaba a ocurrir.

Pero seguimos adelante, confiantes de que la idea tan anhelada de la unificación Coreana se convertiría en un tema urgente mucho antes de lo que la gente esperaba. Y eso exactamente lo que ocurrió. Kim Jong Il murió de repente y su hijo, Kim Jong Un, rápidamente se mostró inexperimentado e impredecible. La inestabilidad resultante en el Norte representa una amenaza significante para la península Coreana y para la región, conllevando a muchos a ver la unificación como el unico camino para resolver las incertidumbres presentes.

Consecuentemente, la política de gobierno Surcoreano esta ahora buscando activamente la unificación pacífica uniéndose al Norte a través de un número de canales, a medida que la Presidenta Park expresó en su Declaración en Dresden a comienzos de este año. Éstos incluyen proyectos de infraestructura, así como intercambios culturales con los Norcoreanos.

En discusiones de normas dentro de Corea del Sur hay un enfoque más grande en los beneficios potenciales que fluirán de una unificación pacífica. Así como dijo el Embajador de Corea para Estados Unidos en una reciente conferencia de CSIS en Washington, D.C.: “La unificación no es más una cuestión de ‘si’ sino ‘cuando’.” Como prepararse para ello, por lo tanto, se ha convertido en un asunto de discusión urgente.

Visión y Principios: La Unificación y el Sueño Coreano

El Sueño Coreano: La visión de una Corea Unificada. El nuevo libro del Dr. Hyun Jin  Moon en Coreano

El Sueño Coreano: La visión de una Corea Unificada. El nuevo libro del Dr. Hyun Jin Moon en Coreano

El enfoque de esta conferencia, llamese la visión, principios y valores que ciñen y guian una Corea unificada, es una parte esencial de la preparación para la unificación, sin embargo, no ha sido suficientemente discutido. Pueden llamarlo la dimensión perdida de la unificación. Para despertar a los Coreanos para una transformación histórica yo escribí el libro: “El Sueño Coreano,” y organicé esta conferencia, la última de una serie de conferencias que hemos realizado desde hace más de cinco años en Corea, Mongolia, y Estados Unidos.

Una inmensa cantidad de trabajo ya está en camino en el gobierno y los institutos de pensamiento se preparan para los desafíos que puedan ocurrir en la vía a la comunicación. Sin embargo, la paz verdaderanunca puede ser construida solo con el esfuerzo político y económico, si no a través de la interacción social sistemática y el intercambio cultural. Estas son todas las partes de un proceso que necesita ser enmarcado dentro de una visión que define la meta final y los dirige hacia ésta.

De eso se trata el Sueño Coreano. Esto responde las cuestiones clave acerca de los fines. La unificación creará una nueva nación, rica y con nuevas posibilidades. Qué tipo de nación debería ser ésta? Que principios y que valores debería guiar y sostener?

Y no cometan el error; estas son preguntas que deben hacerse ahora, ya que el curso de la historia le presenta hoy a Corea una oportunidad única. Tenemos la oportunidad de finalizar esta división de Corea porque las circunstancias geopolíticas que crearon las dos Coreas han cambiando dramáticamente. Una patria dividida nunca fue el deseo de la gente Coreana. Al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 ellos quisieron disfrutar la libertad de una nación independiente y unida.

La geopolítica de la Guerra Fría frustró el deseo e impuso a los Coreanos su divisiónque ha durado por 66 años. Sin embargo, la Guerra Fría terminó un cuarto de siglo atrás. La Unión Soviética ya no existe y la estructura de la alianza que una vez apoyó al estado Norcoreano se ha ido.

Como resultado, Corea del Norte se ha vuelto muy aislada y economicamente disfuncional. China, su país de apoyo de hace mucho tiempo ha crecido muy frustrado con la intransigencia de Pyongyang con sus armas nucleares y la modernización económica. Ya no hay nada especial cerca de la antigua “relación especial” entre los dos países.

Debido a estos cambios, nostros como Coreanos permanecemos ahora en una posición para tomar control de nuestro propio destino y finalmente nos damos cuenta de las aspiraciones de la nación que encendió las mentes y los corazones de la generación de 1945. Para poder aprovechar esta oportunidad necesitamos seguir adelante con una visión clara del futuro basado en los principios y valores que han formado la identidad Coreana y definido el destino de Corea.

Qué es el Sueño Coreano?

Así como lo señalé en el libro, para prepararse para el futuro necesitamos buscar el pasado. Las raíces de la identidad Coreana yace en la fundación de Corea, en la historia de Dangun, el fundador legendario Gojoseon y los principios sobre los cuales la nación se construyó. Estos fueron el Hongik-Ingan, Ido-yeochi, Kwangmyung-ise, y Jaesae-ihwa.

El espíritu fundador puede ser resumido por el principio esencial del Hongik-Ingan con su notable exhortación de que la nación Coreana y su gente debería vivir para el “beneficio de la humanidad.” Este ideal tenía que ser implementado a lo largo de los otros tres principios. De esta manera, Dangun aspiró a governar el mundo con “moralidad y verdad” (Ido-yeochi), “iluminando así el mundo con verdad.” (Kwangmyung-ise) y así, “crear un mundo de verdad” (Jaesae-ihwa).

Estos principios corren como el hilo a través de la historia Coreana, especialmente el Hongik-Ingan. Estos fueron la brújula que guió a los Coreanos a través del sufrimiento y la aflicción y les ayudó a digerirlo. Estos fueron las semillas de una concienciación espiritual nacional  que fue forjada a través de las experiencias históricas de la gente Coreana y entonces, estos fueron ejercidos en cada asècto en la vida práctica.

Estos principios y la concienciación espiritual que se produjo se incrustaron en la psiquis Coreana y es una parte de nuestro patrimonio cultural a través de la tradición de la familia extendida. En tal familia, un hijo crece apoyado dentro de una red rica de relacionamientos, acogido por sus abuelos, padres, tias, tios, primos, primas y otros. En ese ambiente él o ella aprende que las virtudes morales y responsabilidades de cada tipo de relacionamiento de la personas a quien más ama.

Ganadores de la Competición de Unificación Coreana Need U Idea. Desde entonces la competición se ha expandido para incluir estudiantes universitarios y de colegios.

Ganadores de la Competición de Unificación Coreana Need U Idea 2012. Desde entonces la competición se ha expandido para incluir estudiantes universitarios y de colegios.

Esta es la base de una sociedad ética a través de la cual la virtud es enseñada y pasada a través de generaciones. A medida que explico el libro, la familia es el lugar donde la educación moral para educar los futuros ciudadanos toma lugar  y lo hace a un nivel de intimidad que desarrolla las cualidades morales profundamente arraigadas. Aquí los principios son transformados en práctica y se convierten en valores por los cuales vivimos.

Estos son los elementos del Sueño Coreano. Juntos han formado la identidad Coreana única, una identidad que tenemos que recuperarpara poder formar nuestro propio futuro y cumplir nuestro destino. Para que haya unificación se necesita mucho más que terminar los 66 años de división política e ideológica. Esto presentará a la gente Coreana, del Norte y del Sur, la oportunidad de reconectarse con la gran arca de la historia Coreana y enviarla hacia un futuro en el cual no solo Corea será unificada sino que también se convertirá en una poderosa voz para la paz del mundo.

A través de la formulación de una visión guiada, el Sueño Coreano está cambiando la forma de pensar de la gente respecto a la unificación. Esto está creando un consenso antes de que hubiera una división. Es una ironía amarga que desde antes de la mitad del siglo pasado los Coreanos han sido asegurados en una caja de conflicto ideológico aunque el argumento no comenzó con nosotros. El Sueño Coreano ofrece una salida de la caja a través de su amplia perspectiva. Ésta ofrece una nueva alternativa que hace que la gente Coreana piense en la posibilidad de crear una nación arraigada en su historia única y tradiciones.

Hasta ahora los Coreanos del Sur han sido divididos a través de lines ideológicas, políticas, y religiosas en su enfoque a la unificación y su concepto del futuro de Corea. Hoy, sin embargo, esta visión está inspirando la cooperación, por la primera vez, entre liberales y conservadores, y entre grupos religiosos, líderes cívicos, y partidos políticos.

También está construyendo un puente de identidad común que nos conecta a la gente Norcoreana. Unificación primero que todo es unir a los pueblos separados. Para los Coreanos del Sur esto es un imperativo moral que da un fin a la opresión y la deprivación sufrida por nuestros primos y primas Norcoreanos, que son la misma raza, hablan el mismo lenguaje y comparten la misma historia y cultura con nosotros.

El poder de los movimientos populares guiados por una visión moral para llevar una profunda transformación social y nacional que es algo que yo sobre salto en mi libro. El siglo XXI ofreció muchos ejemplos.

La Fundación Paz Global fue un instrumento para crear la Acción por una Corea Unificada en el 2012. AKU (por sus siglas en inglés) es una coalición extensa de cerca de 400 grupos cívicos, representando un amplio rango de organizaciones religiosas, políticas, humanitarias y de derechos humanos comprometidas con las cuestiones Norcoreanas. A través de AKU, el consenso de la visión y los principios que deberían guiar la unificación está tomando forma y las actividades de muchas diversas organizaciones están siendo coordinadas. Es un movimiento de sociedad civil de ciudadanos que quieren hacer la diferencia, a diferencia de los proyectos jerárquicos organizados por el gobierno. Como tal éste ofrece un socio ideal para la cooperación pública y privada.

Acción por una Corea Unificada estará alcanzando cada esquina de nuestra nación, desde Pusan hasta el Rio Han y más allá del paralelo 38 a nuestros primos del Norte. AKU también está sirviendo de clarín para llamar a conectar nuestra nación con la Diáspora Coreana alrededor del mundo.

El Sueño Coreano y la Paz Mundial

El Sueño Coreano no termina con la unificación de la península Coreana. Arraigado así como está en el ideal del Hongik Ingan de vivir por el bien de la humanidad, su visión llega a la nación y el mundo.

Uno de los líderes del movimiento de independencia de Corea, Baekbom Kim Gu, a quien menciono en mi libro, que capturó el sentimiento de los patriotas de ese tiempo, escribió: “Deseo que mi nación sea una nación que no solo imite a los demás, si no que sea una nación que sea la fuente de una nueva cultura más elevada, que pueda convertirse la meta y el ejemplo [para los demás]. Y de esta manera la paz global vendría a nuestra nación.”

Este es el destino hacia el cual nuestra historia nos está dirigiendo. La unificación es el próximo paso significativo para realizar ese destino. Para lograrlo debemos revivir esos ideales que todavía hierven profundamente dentro de la conciencia de los Coreanos. Este es el tiempo correcto para hacer esto, mientras nosotros como Coreanos reflejamos profundamente en lo que nos hemos convertido, tras la trafedia del Ferry de Saewol.

La situación del mundo hoy llora por liderazgo y módelos de paz. Una Corea unida a lo largo de la visión del Sueño Coreano ejemplificaría el tipo de liderazgo aspirado por los líderes patrióticos del movimiento de independencia.

Una Visión que Puede Terminar el Conflicto basado en la Identidad

Cuando la Guerra Fría terminó hubo gran esperanza de que un mundo de paz sería el resultado. En lugar de eso, resultó la rivalidad ideológica global de los dos superpoderes que llegaron al final, las constricciones geopolíticas que han sido ejercidas también desaparecieron. Los conflictos que se esparcieron a todos lados basados en diferencias tribales, étnicas, y sobretodo religiosas. Tales conflictos de identidad representan hoy la amenaza más grande de un mundo de paz.

Con solo fuerza militar no se puede resolver este tipo de amenaza. La resolución debe comenzar con una visión basada en los principios y valores universales que sostienen nuestra humanidad común, trascendiendo las pensamientos cerrados de identidad que producen el conflicto. Esta visión debe ser hecha realidad por un movimiento de personas que se conviertan en sus dueños, que creen iniciativas y establezcan instituciones que le den substancia y forma.

Una visión que pueda encapsular nuestros principios e identidad común que pueden ser hallados en la afirmación de que todos somos miembros de Una Familia Bajo Dios. Basado en la evidencia del éxito que la Fundación Paz Global ha demostrado en los puntos clave del Este y Oeste de África y en el Sureste de Asia, tengo la firme convicción de que la visión de Una Familia Bajo Dios puede trascender el conflicto basado en la identidad y proveer la base en principios para crear un mundo de paz. Estoy convencido aún más de que una Corea unida guiada por el Sueño Coreano puede convertirse en el defensor principal global de esta visión.

Una Corea unida comprometida a los principios y valores universales que sostienen los derechos y libertades que ejercen una inmensa autoridad moral a través de este ejemplo. La influencia de tales principios pueden tener en la historia están demostrados por la Declaración de Independencia de E.E.U.U..

Los principios que éste enuncia son: “Todos los hombres son creados iguales y dotados por su Creador con ciertos derechos inalienables,” y permanecen como una inspiración eterna para los pueblos donde se busque asegurar los derechos y libertades fundamentales. Una Corea Unida ofrecería inspiración similar, y especialmente con las naciones del mundo que están en desarrollo hoy.

Corea y el Mundo en Desarrollo

Es probable que el mundo en desarrollo ejerza una influencia creciente del futuro global. Los módelos occidentales de desarrollo están siendo cuestionados ahora, después de la crisis financiera del 2007 al 2008 que fue provocado por las instituciones financieras occidentales. Los países en el mundo en desarrollo están abiertos para un nuevo liderazgo y nuevos modelos de desarrollo, y Corea está ubicado idealmente para proveer ambos.

Lo más importante es que muchas de estas naciones buscan un camino para un próspero futuro que no arriesgue sus valores tradicionales espirituales y culturales. Ellos a menudo encuentran una similaridad entre los valores educados dentro del modelo de  familia extendida Coreano que aquellos promovidos por ideas liberales extremamente seculares que vienen del occidente. Esto hace a Corea un socio natural para ellos.

Las Bases de la Transformación Nacional

El Dr. Altamirano, Director del Instituto de Desarrollo de Pensamiento Patria Soñada se dirige a los participantes de su primer Simposio sobre las relaciones entre Corea y Paraguay.

El Dr. Altamirano, Director del Instituto de Desarrollo de Pensamiento Patria Soñada se dirige a los participantes de su primer Simposio sobre las relaciones entre Corea y Paraguay.

La Fundación Paz Global ha estado activa a lo largo del mundo en desarrollo estableciendo proyectos ejemplares que abordan desafíos mayores tales como el conflicto basado en la identidad y dan expresión práctica de la visión de Una Familia Bajo Dios.

Hemos estado particularmente activos en Paraguay, desarrollando un modelo para la transformación nacional y conectándolo con Corea. La Convención Paz Global será realizada allá este año y ha atraído a 18 mandatarios para examinar el modelo y su aplicación a lo largo de la región.

Nuestro trabajo en Paraguay comenzó con los proyectos para promover los principios y valores que son la base necesaria para el buen funcionamiento de la democracia de libre mercado. Esto ha creado mayor estabilidad política y social particularmente al abordar el problema de la corrupción.

Entonces, yo llevé los expertos e inversionistas de infraestructura Coreana a Paraguay para que se asociaran en una estrategia de desarrollo comprensiva. Una vez su infraestructura sea suficientemente desarrollada, Paraguay estará perfectamente posicionada para entrar a la economía global como una nación clave en el desarrollo regional. Corea será un socio clave en este proceso.

Esto no solo abrirá la puerta a los nuevos mercados en la región Latinoaméricana. También ubicará a Corea en un rol de liderazgo clave allá al llevar el desarrollo económico así como la promoción de la transformación social y política requerida para sostener ese desarrollo. Basados en tal historial, Corea podría jugar un rol similar en otras regiones en el mundo en desarrollo.

Y lo más importante de nuestro enfoque aqui hoy, la experiencia de elevar a una nación en desarrollo para convertirse en parte de la economía global será invaluable al encontrar los desafíos de la posunificación de transformar a Corea del Norte en un país libre, justo y próspero que pueda funcionar en el mundo moderno. Todo esto demuestra que Corea está posicionada para liderar en el mundo pero primero tenemos que resolver el legado doloroso del pasado y curar la división del hogar.

Conclusión y Llamado a la Acción

Hoy, Corea permanece en un momento crucial enfrentando una decisión histórica. Lo que está en juego es el futuro de la gente Coreana para las generaciones que vienen. Podemos aceptar el estado actual de una peninsula dividida con la posibilidad de otra guerra fratricida siempre presente. Ó podemos determinar un nuevo camino guiado por nuestro destino para crear  una patria unificada y “beneficiar extensamente la humanidad.”

Este es un momento de decisión. En contraste a nuestra posición durante la posición del siglo XX, el futuro de nuestra península hoy yace en nuestras propias manos. El cambio vendrá a través de una visión que capture la imaginación de la gente Coreana y construya el consenso para un proceso de abajo hacia arriba para transformación nacional. El Sueño Coreano es esa visión y nuestro camino al futuro, mientras la visión de Una Familia Bajo Dios representa nuestra misión global en la construcción de un mundo de paz duradera de acuerdo al ideal del Hongik Ingan.

Yo escribí este libro para encender la imaginación de los Coreano en todos los lugares con esperanza y un sueño. Es mi más profundo deseo que la gente Coreana lea y se adueñe del contenido de mi libro “El Sueño Coreano.” Estoy sitaudo aquí frente a ustedes, estoy fortalecido en mi resolución para traer la unificación pacífica a la península Coreana porque veo la hilera extensa de la sociedad Coreana, indicando el liderazgo político, religioso, social, cívico y de ONG que es esencial en la construcción de un movimiento base de abajo hacia arriba.

Hoy estamos haciendo historia a medida que ponemos de lado nuestros intereses diferentes y nos unimos como Coreanos, unidos por el Sueño Coreano. Ustedes representan la gente Coreana que es un componente esencial para el proceso de la unificación. A través de su liderazgo deberían despertar la conciencia colectiva de la gente Coreana para convertirse en los maestros de nuestro destino en este siglo y para dar fin a los horribles legados del siglo pasado donde nuestro pueblo no fue capaz–por circunstancias y otros factores–de determinar nuestro futuro colectivo.

En las palabras de Genghis Khan:

“Si una persona tiene un sueño, es solo un sueño, pero si todas las personas comparten ese mismo sueño, éste se convierte en una realidad. “

Seamos lo suficientemente audaces para ser maestros de nuestro destino y forjar un futuro brillante para Corea, para el Noreste de Asia y para el mundo.

Gracias, y que Dios los bendiga a ustedes y a sus familias. Que Dios también bendiga a las personas que están sufriendo en Corea del Norte, y a nuestros esfuerzos por la unificación.

Gracias.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2014/10/el-dr-hyun-jin-moon-aborda-visiones-principios-y-valores-de-una-corea-unificada/
%d bloggers like this: