Conferencia de Liderazgo Paz Global Corea 2014

“Visión, Principios y Valores de una Corea Unificada”

Sesión de esta conferencia: El Rol de las Mujeres para una Corea Unificada

Discurso: Presidenta Internacional de Global Peace Women, Dra. Jun Sook Moon

Septiembre 30 de 2014

Hotel Grand Hilton, Seúl, Corea

La Dra. Jun Sook Moon, Presidenta de Global Peace Women insta a las mujeres a revivir las familias Coreanas como la base para revitalizar la nación, conllevando a la unificación.

La Dra. Jun Sook Moon, Presidenta de Global Peace Women insta a las mujeres a revivir las familias Coreanas como la base para revitalizar la nación, conllevando a la unificación.

Distinguidos líderes, damas y caballeros.

Me gustaría expresar mi gratitud por su participación en esta significativa Conferencia de Liderazgo Paz Global en Seúl, Corea enfocándose en “La Visión, Principios, y Valores por una Corea Unificada.” Hoy en la sesión estamos reunidos para tocar el tema que es muy cercano a mi corazón “El Rol de las Mujeres por una Corea Unificada.” Es un tema profundamente personal, no solo proque Corea es mi país natal o porque soy mujer, también porque creo que el destino de Corea está profundamente conectado al futuro del mundo y de la paz, seguridad y prosperidad de la familia humana entera.

EL SUEÑO COREANO

Mi esposo acabó de lanzar su nuevo libro: “El Sueño Coreano: La Visión de una Corea Unificada.” Es un libro oportuno a porque Corea está en un momento crucial hoy.

En el libro él busca presentar un nuevo enfoque para la unificación. Es uno que se basa en el rico patrimonio de la gente Coreana para formar una infraestructura para una nación tan única como la nuestra. Es un enfoque que habla a los Coreanos en el Norte, los Coreanos en el Sur, los Coreanos en la diáspora repartidos alrededor del mundo. Es un enfoque que provee una plataforma que puede llegar a más allá de 60 años de una división ideológica que permanece desde la Guerra Fria y mostrar que esta corta división no es nada en comparación de los 5000 años de historia que las personas de Corea han compartido y el destino que estamos destinados a lograr juntos.

La esencia de este destino yace dentro de la filosofía Hongik Ingan, que somos hijos e hijas del cielo, llamados por Dios para completar una misión para vivir por el beneficio de las tradiciones, la cultura, y los sistemas políticos y sociales, y especialmente en nuestros valores familiares dando forma en lo que se ha convertido la tradición de familia extendida de Corea. Este modelo familiar permitió que el patrimonio Coreano fuera pasado de generación en generación y educar personas para encarnar una tradición espiritual profundamente con virtudes tales como: El autosacrificio, la piedad filial, y la dedicación.

La tradición de familia Coreana es un tesoro hermoso que tenemos. Estamos acogidos por la imagen de la madre Coreana sacrificada y su completa devoción a los hijos, al esposo, y a sus padres en la tercera edad. Somos conmovidos por las historias de los hijos y su piedad filial y lealtad, viviendo para cumplir el legado de su familia y lograr el sueño de sus padres. Vemos dramas históricos que han capturado la compasión y el corazón paternal que un rey o un lider mostró a su gente. Todos crecimos aprendiendo sobre carácteres como shimcheong, chunhyang, y heungbu y nolbu que ejemplifican las virtudes más altas de la cultura Coreana. Somos conmovidos por los héroes íconos del legado Coreano que honran la vida humana y que estuvieron dispuestos a sacrificarse a sí mismos por un ser querido o por el mejoramiento de la gente.

En la familia extendida, las generaciones del pasado, presente y futuro están conectadas y los conceptos tales como linaje, patrimonio, y destino toman vida. Un niño aprende  sobre identidad, cultura, tradiciones, y normas en un ambiente de amor y respeto mutuos. Un niño aprende a honrar y cuidar de las generaciones mayores a medida que ven sus padres atender a sus abuelos y a las generaciones anteriores. Los mayores pasan su sabiduría a la próxima generación que lleva los sueños y el trabajo de toda una vida de las generaciones previas.

En el contexto de la familia extendida, el matrimonio no solo concierne a dos personas. Es el lazo de dos familias en el linaje que continúa a través de los hijos. Las parejas recién casadas y las familias jóvenes tienen hermanos mayores a su alrededor que pueden servir como consejeros preparados, ofreciendo su servicio y complementandose los unos a los otros, creando juntos una familia, una sociedad armoniosa, balanceada e íntegra.

A través del amplio rango de relaciones construidas con abuelos, tias, tios, primos, y la familia inmediata, madre, padre, hermanos y hermanas, un individuo gana un sentido de decoro y maneras, aprendiendo lo que está correcto y lo que está errado en las relaciones humanas, y se desarrollael estilo de vida de responsabilidad, trabajo arduo, y la búsqueda de la excelencia. La esencia de los valores formados dentro de las familias y especialmente la familia extendida son la cultura del servicio, vivir por el bien de los demás y vivir por el bien mayor. Los individuos educados en tales familias eran los que llevaban esa cultura al mundo. Sobretodo la familia extendida preparó a nuestra gente para interactuarcon la diversidad de la familia humana.

NUESTRA PRIMERA MISIÓN: RECONSTRUIR LA TRADICIÓN FAMILIAR

Hoy, la tradición familiar, la cual ha sido la corona de joyas de la cultura Coreana está desapareciendo bajo la presión de nuestras circunstancias mundiales. Hoy el tema del rompimiento familiar se ha convertido en una epidemia global, y el deterioro de los valores familiares ha tenido un impacto negativo indescriptible en nuestros hijos, nuestras comunidades, y nuestros ambientes escolares.

Por lo tanto, el primer paso para construir una Corea justa y ética para nuestro patrimonio es fortalecer la cultura y la tradición de la familia Coreana. El rol de las mujeres en este trabajo monumental va a ser imperativo.

Global Peace Women debe buscar nuestras raíces espirituales y tradicionales para revivir la familia ideal. No podemos dejar que las tendencias contemporáneas se lleven el ideal de la familia y el modelo de la familia extendida de nuestra gente. Es parte de nuestra raíz, nuestra esencia, y nuestro patrimonio. La familia es la unidad social más importante para la construcción de una nación fuerte que pueda servir el mundo. Éste proveerá la base sólida para ceñir nuestras aspiraciones nacionales y globales. La familia es la base para las sociedades justas, éticas, cohesivas y prósperas. La familia es la “escuela de amor y virtud” en la cual el carácter y el corazón de cada individuo es formado en el nivel más profundo. La fe es primero puesta en práctica en los valores y vivida a través de las virtudes en el hogar. Dentro de las familias fuertes, saludables y virtuosas se educan hombres y mujeres que pueden gobernarse a sí mismos de acuerdo a su conciencia y vivir por el bien del bienestar de los demás.

Sin eso no podemos producir  los líderes morales e innovadores que Corea y nuestro mundo necesita. Sin esto, nuestra sociedad no podrá soportar corrupción, conflicto, y una cultura inmoral y egoísta motivada solo por el dinero y el poder. Sin una base estable construida en familias fuertes, será como construir un rascacielos sin una base sólida, condenado a desmoronarse bajo su propio peso.

CONSTRUYENDO UN MODELO NACIONAL PARA EL MUNDO

El mundo enfrenta hoy serios desafíos impulsados por el conflicto basado en la identidad. Tenemos un mundo donde muchos mueren todavía debido a el hambre, la desnutrición, la enfermedad y la pobreza. Necesitamos una visión y líderes que puedan unir nuestro fragmentado mundo. La Fundación Paz Global avanza la visión de “Una Familia Bajo Dios” junto a una red de líderes alrededor del mundo. Basado en una aspiración común y principios universales y valores comunes, la Fundación Paz Global está creando nuevos modelos de desarrollo y construyendo una plataforma que pueda trascender divisiones nacionales, étnicas, y religiosas. Ésta reconoce que la “familia” es fundamental para el significado y cumplimiento de ese sueño. Esa es una esencia que todas las personas admiran y la base de sociedades juestas, éticas, cohesivas y prósperas.

Por eso es que he creado el tema de Global Peace Women: “La Paz Comienza con el Hogar.” El hogar es donde usted halla paz, el hogar es donde usted está rodeado por la familia. El hogar puede significar mucho más. El hogar puede ser la ciudad natal donde usted nació. El hogar puede ser su pais natal, su nación,. Y un dia, este mundo se convertirá en “Una Familia Bajo Dios” y se convertirá verdaderamente en nuestro hogar de paz, felicidad, y realización.

Siento que Corea tiene una misión mas allá de solo su propia nación. Unificar la península Coreana y formar una nación única para nuestro patrimonio es el primer paso para lograr el Sueño Coreano. Debemos trabajar para construir un modelo muy necesitado por el mundo donde la modernización y la prosperidad económica no viene al costo de la moralidad y la tradición familiar. necesitamos formar una nación a la que toda la humanidad aspire y se asemeje. Necesitamos producir los líderes globales y modelos de desarrollo a los que todas las personas les daría la bienvenida en sus naciones.

Para esto, debemos trabajar para fortalecer la unidad familiar y desde ahí expander los valores y tradiciones familiares dentro de la cultura y estructura de la nación. El amor, el respeto, el autosacrificio, y las virtudes que están encarnadas dentro de la familia deben convertirse en las métodos de los sistemas escolares, sistemas económicos, sistemas políticos, y sistemas sociales. Dentro de nuestra propia nación, debemos crear una cultura que honre cada vida y defienda cada derecho humano dado por Dios al ser humano y la dignidad. Creo, que nuestra gente tiene las cualidades de carácter y el profundo patrimonio espiritual para hacerlo.

La historia de Dangun que cuenta el origen de las pinturas de nuestra gente y una imagen hermosa de la gente Coreana como los hijos divinos del cielo. Nosotros vemos cada vida humana como algo valioso para atesorar y tratar con dignidad. Ésta es el tiempo en el que debemos llevar esta visión ideal de vida y crear una nación donde cada comunidad, cada norma, y todos los sistemas pongan en un lugar de honor este principio y defienda estos tales valores. Cuando comenzamos a ver cada humano como un miembro de nuestra familia, a quienes se supone que debemos proteger, educar, y amar, entonces nuestra sociedad se moverá más allá del punto de vista de riña política o planes personales. Debemos crear una sociedad donde el valor de los hombres y mujeres, de los niños y niñas no es determinado simplemente por el avance de su carrera o por el éxito financiero, ni por el poder político o el status social. En lugar de eso, se determina por la cualidad del carácter de cada persona y por cuanto ellos usan su creatividad y habilidades para mejorar este mundo. Una vez que revivamos la base de nuestra familia, Corea va a educar a los mejors hombres y mujeres de la historia y a educar uan generación de Coreanos preparados para vivir por el bien de la humanidad en el cumplimiento del ideal del Hongik Ingan.

CONCLUSIÓN

Si nostros, Coreanos, reclamamos nuestra identidad Coreana y conectamos nuestras vidas diarias a las aspiraciones elevadas del Hongik Ingan, podemos crear una Corea unificada y construir una nación en la que verdaderamente podamos vivir por el beneficio de la humanidad. Este proceso debe comenzar a través del despertar de la visión del Sueño Coreano en nuestras familias debido a que estas son la escuelas que pueden educar las personas de carácter que se convertirán en dueños del destino providencial de Corea para vivir por el bien del mundo y devotar sus vidas a cumplirlo.

Les pido que se unan a mi en este noble esfuerzo porque esta responsabilidad yace sobre todos y cada uno de nosotros.

Muchas gracias.

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2014/10/la-dra-jun-sook-moon-explica-el-rol-de-las-mujeres-para-una-corea-unificada
%d bloggers like this: