El siguiente discurso fue realizado en el Foro Económico Paz Global organizado en Seúl, Corea, el 8 de octubre del 2015.

Haga click aquí para la versión Coreana 


Distinguidos invitados, damas y caballeros:

foroeconomico

Es un gran honor y privilegio para mi el organizar el primer Foro Internacional Económico Paz Global aquí en Seúl, alrededor del Septuagésimo Aniversario de la liberación de Corea de la invasión Japonesa. Este es un momento trascendental para el pueblo Coreano. Es un momento donde el cambio inmenso podría venir y si este es bueno o malo dependerá de lo que hagamos hoy. Al respecto, me gustaría agradecer a todos ustedes por su participación y su liderazgo en la formación del futuro de esta tierra, Asia y el mundo.

Me gustaría dar un agradecimiento especial al Honorable Kim Jin Pyo, Ex Vice Primer Ministro de Estrategia y Finanzas, al Honorable Par Dae Dong, Miembro de la Asamblea Nacional, y al Dr. Kim Joohyun, Líder del Subcomité Económico de Economía con el Comité Presidencial para la Preparación de la Unificación, por ayudar a organizar este foro.

También me gustaría reconocer a nuestros ilustres dignatarios extranjeros: El Presidente Marco Vinicio Cerezo y el Primer Ministro Raila Odinga por unirse a nosotros aquí hoy además de los otros incontables invitados de todo el mundo que están comprometidos a trabajar por la paz y el bienestar del pueblo Coreano. Ustedes tienen nuestro agradecimiento eterno y gratitud.

Vamos a darles a todos una calurosa ronda de aplausos.

Avanzando Hacia la Unificación

Como lo he mencionado, nos hemos reunido en un momento especial en la historia del pueblo Coreano. Aunque la península aún está dividida, muevas mentes de cambio están arrasando esta tierra y esta región, haciendo la promesa de la unificación incluso más real. Los recientes viajes de la Presidenta Park Geun-hye a China, donde ella fue calurosamente recibida por el Presidente Xi Jinping, junto a su discurso del 28 de septiembre para la Asamblea General de la ONU sugiere el cambio de las relaciones geopolíticas en la región. Esto sugiere un consenso creciente internacional de que Corea del Sur lidera el tema de la unificación pacífica.

La línea de la Guerra Fría se está disolviendo rápidamente. De los partidarios históricos del Norte, la Unión Soviética ya no existe, y China está repensando sus normas hacia la península. Yo delineo estos cambios en el 3er. capítulo de mi libro, El Sueño Coreano: Visión para una Corea Unificada,” publicado en otoño del año pasado. Ahí, yo di una nueva prescripción para la unificación al ir más allá del paradigma de la Guerra Fría que ha gobernado las relaciones regionales por más de tres décadas y formado el Grupo de los Seis.

Es de suma importancia para este nuevo pensamiento que el enfoque del “resultado” de la unificación sea en lugar de los “procesos de incremento” para unir la península sin un consenso claro como lo que un futuro unificado puede traer. En adición a este marco, yo enfatizo la importancia en la interacción con el pueblo Coreano al impulsar este tema con el apoyo de la comunidad internacional; en lugar de que esto sea impulsado exclusivamente por los dos gobiernos en el Norte y Sur. Este enfoque de abajo hacia arriba necesita la articulación de la identidad histórica de Corea y el destino alineado con el ideal del Hongik Ingan, al hacer esto, nos recuerda a todos los Coreanos que las últimas siete décadas son solo un momento en la larga arca de nuestra historia, la cual se ha durado cinco milenios.

Yo aprendí de primera mano que las fallas de la Norma Sunshine hace más de dos décadas cuando mi padre, el Rev. Sun Myung Moon se convirtió en la primera persona en abrir la puerta al norte. Lo que siguió fue más un falo del Sur que la duplicación del régimen Kim. Todos los tipos de entidades Surcoreanas hicieron una “alocada carrera” hacia al Norte sin ninguna estrategia primordial coherente, y a menudo en una contradicción de propósitos entre unos y otros. Esta falta de visión y claridad acerca de los resultados de la interacción le permitió al régimen de Kim sobrevivir y, después, fundar su programa nuclear.

Hoy, sin embargo, las cosas han cambiado dramáticamente. Tenemos las lecciones del pasado, las dinámicas de los cambios geopolíticos y, lo más importante, hacia los esfuerzos de aquellos envueltos en esta conferencia, un consenso creciente en el Sur sobre la visión que delineé en mi libro. Bajo la bandera de Acción para una Corea Unida y la Campaña Un Sueño, Una Corea, hemos reunido a todos los representantes de las religiones en Corea, más de 700 organizaciones cívicas con más uniéndose a cada día, representantes de ambos partidos políticos y, con la campaña de la nueva canción de unificación, un número creciente de estudiantes y grupos de jóvenes hacia el Sur.

Por primera vez en 1945, un nuevo movimiento para la unificación, unida alrededor de una visión singular, el Sueño Coreano, está ganando impulso en el Sur y expandiéndose a las comunidades de la diáspora en Japón, Estados Unidos, China y Rusia, además de otras partes del mundo. Para el Septuagésimo aniversario de independencia, los festivales y las conferencias fueron sostenidas en estas naciones con socios locales claves para celebrar la solidaridad Coreana sobre la unificación. Este impulso culminará con el evento de mañana en el Estadio de la Copa Mundial frente a más de 50000 jóvenes y televisado nacionalmente en SBS. Este movimiento lleva el espíritu del movimiento de independencia del milenio pasado con la promesa de abrir un nuevo capítulo del liderazgo Coreano en este.

Para mi, la unificación y la creación subsiguiente de una nueva nación siempre ha sido una aspiración de mi vida que ha pasado por mi familia. Mi tío abuelo fue un activista para la independencia Coreana y uno de los redactores de la Declaración de Independencia Coreana durante las protestas de marzo de 1919. Mi padre después llevó la antorcha con su histórico viaje en 1991 al Norte, abriendo las relaciones entre las dos Coreas, además de sus varias iniciativas empresariales y de paz en la península.

Dentro de este contexto me gustaría abordar el tema de construir el modelo económico del siglo XXI para una Corea unificada.

Necesidad de la Reforma Económica

A medida que el impulso se construye para la creación de una nación unificada, es crucial que el Sur se prepare para liderar la mayor concentración en la historia humana hasta el momento. La unificación de Alemania palidecerá en comparación con las oportunidades y desafíos enfrentados por la unificación Coreana. Primero, esto compensará los problemas intrínsecos macroeconómicos de ambas economías porque las dos partes de Corea tienen lo que la otra necesita para el crecimiento sostenible, aunque la integración de los sistemas políticos sociales y económicos opuestos no serán fáciles. Segundo, esto finalizará el problema de la seguridad en la península y en la región, especialmente la amenaza nuclear y el riesgo de proliferación que será el estímulo para el crecimiento regional y la prosperidad con las implicaciones globales.

Por eso es que es absolutamente crítico asegurarse de que la salud de la economía Surcoreana pueda apoyar la integración. Las instituciones del Sur, desde el gobierno hasta los sectores de empresariales, necesitan evaluar honestamente si ellos tienen la experiencia y capacidad de liderar un proceso de unificación. La integración económica exitosa será el componente más importante de la unificación porque este apoyará todas las otras iniciativas al integrar las vidas políticas y sociales de las dos Coreas. Como resultado, los viejos métodos y paradigmas anticuados deben hacer espacio a modelos más dinámicos que miren hacia adelante y se orienten en el crecimiento.

El crecimiento meteórico de Corea del Sur en los últimos 70 años fue impulsado por el crecimiento de los chaebols¹ y las normas del gobierno que las apoyaron. Esto tuvo su lugar durante los años 1970 y 1980 cuando, como una economía, el Sur necesitaba construir a escala las industrias estratégicas claves. Sin embargo, en el mercado nacional maduro de hoy, esa misma estructura ya no es un beneficio porque es incapaz de generar trabajos suficientes, permitir innovación y flexibilidad, o impulsar el crecimiento. Sobretodo, esta sofoca la competencia, la cual es el motor de una economía dinámica. Esta triste realidad es reflejada en el precio subvalorado de los bienes Coreanos en los mercados capitales globales.

Como tal, la reforma económica es necesitada críticamente. De lo contrario, las estructuras económicas anticuadas del Sur enfrentarán enormes desafíos al tratar de apoyar el proceso de unificación. El momento para repensar una estrategia económica efectiva con sus implicaciones estructurales es ahora, antes de la unificación.

Deficiencias Sistemáticas Actuales foroeconomicohjm

Se necesita hacer muchas cosas. A pesar de muchos éxitos y logros hasta la fecha, Corea del Sur todavía está plagado con problemas que están previniendo su economía de desatar su completo potencial. La tasa significativa de desempleo de aquellos en sus 20’s y 30’s es un caso puntual. El bien más grande de Corea es su gente bien educada y trabajadora. Mientras que el Sur se jacta de uno de los más grandes estándares de educación entre todos los países desarrollados, este también tiene una de las tasas de desempleo más altas en este rango de edades, más del 10%, la tasa más alta desde 1999.

Esto es incluso más problemático cuando una yuxtaposición de esta realidad hasta el encogimiento de la demografía juvenil en el Sur. Incluso con su encogimiento de opciones de trabajo, las empresas Surcoreanas carecen de la capacidad de proveer trabajos y oportunidades que muchos jóvenes capaces necesitan. Creo que esto es directamente atribuible al “capitalismo amiguista” que hizo crecer las chaebols y, entonces, el crecimiento subsiguiente de una organización de labor organizada militante compensatoria. El resultado ha sido un ambiente en el cual la creación del nuevo capital es casi imposible.

En general, el paisaje económico necesita proveer un nivel de juego con leyes más simples, mejores regulaciones y un acceso más fácil al capital para todos y no solo los pocos privilegiados. Uniendo a más Coreanos en la “creación de capital” estimulará el motor económico del Sur mucho más allá de los niveles actuales y creará los trabajos necesarios y las oportunidades no solo para el Sur si no para el Norte. Las reformas económicas para desatar el verdadero potencial del Sur debería ser hecho una prioridad nacional, como un prerrequisito para el avance del tema de la unificación entre los dos gobiernos. Este es un problema que el Sur puede y debe arreglar si quiere ser lo suficientemente saludable para liderar el proceso de la unificación.

La Reforma de la Economía Coreana: La Liberación de los Mercados Financieros

Hoy, una mano de chaebols dominan el paisaje económico del Sur. Irónicamente, el legado del Fondo Monetario Internacional, desde el cambio de siglo ha centralizado en control de la economía de la nación en las manos de algunas chaebols más que en los niveles de la pre Fondo Monetario Internacional. Estoy seguro de que esto no fue previsto por el gobierno y los líderes empresariales de los 70’s y 80’s que implementaron el sistema actual.

Contabilizando casi todo el PIB Coreano, las chaebols dominan todas las facetas de la vida económica, amontonando los beneficios y exprimiendo los proveedores mientras se sofoca el crecimiento de las pequeñas empresas que emplean el 90% del mercado de trabajo. Los consumidores son estafados por la falta de competencia, lo cual, naturalmente, conlleva a la manipulación del precio y la corrupción que sigue cualquier consolidación excesiva de poder. Sobretodo, la nación sufre mientras se mantienen como rehenes a los caprichos del pequeño grupo de familias de la élite chaebol, suprimiendo la oportunidad, la innovación, el emprendimiento, y finalmente obstaculizando el crecimiento económico. Creciendo un sentimiento negativo hacia las chaebols y el legado arcaico habla mucho de la realidad, que el estatus quo es inaceptable.

Este sentimiento tiene un efecto dañino en todos los interesados en la economía porque este conlleva al ambiente de antinegocios en general. En este panorama, las chaebols se desempeñan bien debido a que estas controlan la economía y la clase política. Sin embargo, esto crea “enormes barreras para la entrada” de cualquier pequeño jugador o emprendedor debido a que ellos carecen de los recursos y conexiones para navegar en el traicionero mercado de trabajo y el terreno regulatorio, además de la burocracia del gobierno inflada y corrupta dentro de los bolsillos de las chaebols. En otras palabras, esto hace casi imposible que el ciudadano promedio tenga la oportunidad de participar en la economía como un creador de capital en lugar de una tuerca en la tubería de la chaebol establecida.

Para alguien como yo, que creció en los Estados Unidos, esto es un anatema a los ideales del libre mercado y capitalismo. La meta del gobierno debería ser el asegurar que haya realmente un “campo de nivel de juego” para todos los ciudadanos. Sus políticas deberían proveer la oportunidad para todos y no para unos pocos en una élite. Más allá, este no se debería envolver en los mercados.

Para poder abordar estos problemas, necesitamos prever un nuevo paradigma económico. De manera extraña, a pesar del fin de la dictadura militar y el comienzo de la democratización, la economía del Sur ha permanecido atrapada en sus viejas estructuras, incluso mientras la vida política ha pasado por un gran cambio. La liberación del sistema político debería ser seguido por las reformas liberales en la economía para asegurar la oportunidad a todos los Coreanos. Con una nueva mentalidad deberíamos buscar soluciones que puedan desatar el potencial del pueblo Coreano y liberarlos para que hagan lo que ellos naturalmente hacen de forma excelente; eso es, innovar, tomar riesgos, explorar las oportunidades inexploradas, y trabajar duro para volverse exitosos.

Creo que la vía más efectiva y crítica hacia ese paradigma es desafiar y reformar las limitaciones sistemáticas actuales en la industria financiera y los sistemas regulatorios  gubernamentales relacionados. De acuerdo a los principios, cuando se permite que el capital fluya, sin obstáculos de la regulación o políticas innecesarias, dentro de las oportunidades económicas, grandes cosas comenzarán a pasar. Los mercados libres gobernados por las leyes de oferta y demanda, naturalmente satisfacen cualquier necesidad, como el balance de los sistemas de presión alta y baja en la atmósfera. Esa es la manera más eficiente de dispersar el capital necesario para la oportunidad necesitada, conllevando a una mayor creación de capital.

Por eso es que las instituciones financieras Coreanas, con el apoyo de las políticas de gobierno, no deberían simplemente sentarse en su exceso de dinero en efectivo si no que deberían desplegar una porción más grande de su capital hacia la financiación de nuevo crecimiento y oportunidad, de esta manera haciendo que su dinero trabaje mas fuerte para todos sus interesados. Al hacer esto, ellos deberían invertir en el futuro de la economía Coreana además de ayudar a liberarla para que los más brillantes y talentosos puedan cumplir sus sueños fuera de la tubería de la chaebol; de esta forma rompiendo el monopolio sostenido por las chaebols en la economía Coreana.

Con acceso más fácil al capital, imagínese cuantos comienzos habrían en el Sur. Esto conllevará a las reformas en el sector financiero que estimulan subsecuentemente su expansión con el crecimiento del capital privado y la inversión de la banca afuera de las estructuras tradicionales bancarias. Esto, a cambio, estimulará a todas las industrias, especialmente al sector tecnológico. El desafío más grande para comenzar es el capital. Pero con nuevo acceso a los fondos ¿Quiénes serán el próximo Naver, Daum, Kakao, o Coupang? El límite es el cielo.

En adición a la estimulación de la innovación tecnológica, esto creará una disciplina más grande de mercado en los sectores tradicionales industriales. Las compañías que se dirigen ineficientemente serán los blancos naturales para las fusiones, LBOs y adquisiciones como la  acumulación más fácil de capital permitirán que esas presiones disciplinarias se sientan, como fue el caso de las democracias de occidente. Esto debería conllevar a una mayor transparencia, gobernanza, y eficiencia en los mercados para el beneficio de los interesados, el pueblo Coreano y la nación.

De forma similar, las instituciones financieras Surcoreanas deberían aprovechar estas reformas para buscar proactivamente las oportunidades de crecimiento internacional. Primero para asegurar nuevos mercados, materia prima e inversiones y, segundo, para establecer el liderazgo global. Corea ya es un mercado maduro, y los información claramente demuestra que la economía Coreana está batallando el bajo crecimiento y la baja inflación. La viabilidad a largo plazo de Corea y el eje de crecimiento en el sector financiero facilitando el crecimiento en general, el cual, a cambio, unirá aquellos mercados en Corea.

Sin embargo, las instituciones financieras en Corea hoy permanecen notablemente burocráticas, ineficientes y adversas ante el riesgo, incapaces de funcionar efectivamente al conectar el capital con las oportunidades nacionales e internacionales. En comparación, aunque no son perfectos, sus homólogos Estadounidenses y Europeos son excelentes innegablemente en la capitalización del crecimiento único de oportunidades. Ellos siempre buscan más allá de los mercados actuales y las situaciones de las cuales ellos operan de forma segura, y buscan constantemente las herramientas necesarias para unir las limitaciones y restricciones existentes. Esta predisposición para ser pioneros, mientras se maneja el riesgo, conlleva a resultados donde todos los interesados e involucrados ganan, a medida que esto crece y los valores se maximizan.

Estudio de Caso: Paraguay

Como un ejemplo de la reticencia general de las instituciones financieras Coreanas y la inhabilidad para tomar la oportunidad de crecimiento bien administrado, me gustaría citar el caso de Paraguay en particular.

A comienzos del 2008, Paraguay tuvo un ambiente de gran incertidumbre política y económica, haciéndola un ejemplo de texto escolar de un lugar inapropiado para la inversión extranjera. Sin embargo, al comenzar mi trabajo allá en el 2008 junto a la Fundación Paz Global, hemos tomado los pasos deliberados y estratégicos para manejar varios factores de riesgo políticos y sociales, con lo que la nación ha pasado por una transformación significativa, y se ha convertido en un mercado atractivo y sin aprovechar que está preparado para los resultados substanciales.

En el 2008, yo personalmente debatí con el Presidente de entonces: Nicanor Duarte, por casi dos horas, discutiendo que era imprudente de su parte el expropiar los bienes extranjeros para ganancias políticas a corto plazo. Le urgí a él y al siguiente liderazgo Paraguayo que ellos deben sostener principios universales fundamentales de los derechos individuales a la libertad y la pobreza, y que el estado de derecho debe ser respetado por todos, para que la nación atraiga inversiones directas del extranjero.

Nosotros formamos un instituto de pensamiento para promover la estabilidad y una gobernanza guiada por políticas basadas en los principios a largo plazo. Este enfoque se sostiene a diferencia de muchas naciones Latinoamericanas que han creado políticas basados en personalidades y regímenes. Nuestro instituto ahora sirve como es más respetado y como la voz de influencia en Paraguay y trabaja en asociación con instituciones como la Fundación Heritage para ayudar a que Paraguay avance aún más.

Al final, hemos mitigado efectivamente lo que muchos llamarían “riesgo de país,” mediante mis varios programas sociales y conferencias sobre el buen gobierno. Sobretodo, hemos plantado una visión para Paraguay como la entrada y el centro de Latinoamérica, similar a Suiza, Singapur o Dubai, cuando se convierta en un centro de distribución diversa, industrial, financiera y de servicios legales para la región. Con su posición estratégica, recursos naturales abundantes, bajos costos de energía, baja tasa de interés, leyes de inversión favorables, instituciones políticas estables y una fuerza de trabajo joven, Paraguay se ha convertido en una gema escondida.

Es importante notar que la verdadera atracción de Paraguay para Corea no es solo económica, si no, como lo mencioné en mi libro, la oportunidad de relacionarse directamente en el desarrollo de una economía en desarrollo que una vez fue considerada el “caso perdido” de Latinoamérica. La experiencia que las instituciones Coreanas ganan al invertir en Paraguay puede ser directamente transferido al proceso de integrar el Norte cuando la unificación venga. Este tipo experiencia del mundo real preparará al Sur más allá de los niveles actuales y contribuirá a una transición suave de construcción de una nación unificada.

Muchos de los desafíos de la experiencia Alemana vinieron del colapso no anticipado del régimen Oriental y la falta de preparación del Occidente para manejar las contingencias reales de la unificación cuando esto sucedió repentinamente. Sin embargo, la unificación Coreana puede ser manejada y controlada por la construcción de la experiencia directa y las mejores prácticas de la construcción de la nación aprendidas en el desarrollo de Paraguay. Aquí es donde yace la ventaja real de la inversión de Paraguay.

Reforma de Políticas y Regulaciones del Gobierno

Sin embargo, he chocado con un muro cuando hablo de los líderes de las instituciones financieras Coreanas acerca de las oportunidades excitantes en Paraguay. Ellos tienen la responsabilidad de que la política del gobierno Surcoreano sea incapaz de tomar acción. En un rígido contraste a los fondos inteligentes de Europa, Latinoamérica, e incluso China están moviéndose a Paraguay, pero las instituciones financieras Coreanas parecen incapaces de sobrepasar sus limitaciones actuales. Los problemas sistemáticos así como la mentalidad burocrática que plaga a todas las instituciones de gobierno han prevenido que tomen pasos notables e innovadores para capitalizar las oportunidades obvias a medida que ellos optan por la mediocridad sobre la maximización de valores.

El gobierno Coreano necesita entrar a apoyar a las instituciones financieras para que hagan su capital mucho más competitivo y al alcance global. Las políticas del gobierno deben ser revisadas para remover las barreras y restricciones debido a los modelos anticuados para liberar los mercados financieros y para incentivar las inversiones que promueven el crecimiento.

China, por ejemplo, no está quedándose quieta; sus dólares de inversión apoyados por el gobierno son duros de trabajar internacionalmente, tomando ventaja de tantas oportunidades de crecimiento que ellos puedan maniobrar. Nuestro gobierno también debería acomodarse y comprometerse para elevar substancialmente las inversiones extranjeras directas, especialmente en los mercados en desarrollo, y también proveer garantías en el incremento de préstamos y seguridad de mecanismos para ayudar a cerrar la brecha entre los mercados en desarrollos y la capital Coreana.

Conclusión

Corea permanece en una encrucijada. Arraigada en nuestra aspiración fundadora, tenemos una oportunidad para reinventar Corea basados en los mejores modelos del Este y Oeste además del pasado y del presente. A medida de Corea avanza hacia la unificación, este nuevo paradigma del siglo XXI para el desarrollo de la economía Coreana permitirá que la Corea unificada desate el potencial latente de su bien más grandioso: Su gente. La creatividad, impulso y corazón de nuestra gente son nuestra fortaleza más grande. Necesitamos asegurar que la cultura y los sistemas de nuestra nación apoye el potencial completo de la gente Coreana ahora, y como una nación unificada en el futuro próximo.

Como la única nación aún dividida por la era de la Guerra Fría, necesitamos asegurar que esta nueva nación sea más grande que la nación en la que estamos viviendo ahora, en forma y en substancia. Esto requiere de nuestros mejores esfuerzos. Sin embargo, con uniendo nuestras manos, no tengo duda de que la Corea unificada permanecerá verdaderamente como un modelo global inspirador para la paz y el desarrollo exitosos y que represente un rol líder en el escenario mundial para los años que están por venir.

Que Dios los bendiga a ustedes y a sus familias. Muchas Gracias.

Chaebols¹: Gran conglomerado de negocios normalmente administrado por una familia

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2015/10/discurso-principal-del-dr-hyun-jin-moon-en-el-foro-economico-paz-global-la-unificacion-pacifica-y-el-desarrollo-economico/
%d bloggers like this: