Cumbre Global de Juventud 2017: “Lograr las Metas de Desarrollo Sostenible del 2030 mediante la Colaboración, el Liderazgo, y la Innovación de la Juventud”

3 de marzo del 2017 | SM Centro Comercial Asia Arena, Manila, Filipinas

Discurso Principal: Dr. Hyun Jin Preston Moon, Fundador de la Fundación Paz Global

¡Hola Manila! Es un honor inmenso para mi venir a hablar a tantos jóvenes. Como saben, acabamos de terminar la 7ª Convención Paz Global donde tuve la oportunidad de encontrar a muchas personas mayores de todo el mundo. Nosotros, los mayores, representamos el presente y el pasado, pero ustedes los jóvenes representan el futuro.

Por eso cuando me dieron esta oportunidad, yo me monté en el bus, porque si podemos inspirar a la próxima generación a soñar—no solo un sueño pequeño, si no un sueño grande, eso puede cambiar la forma del paisaje no solo para esta nación de Filipinas, no solo para el Este de Asia, si no para todo Asia. Y no solo todo Asia, si no el mundo entero, porque las circunstancias de hoy permitirán que tales sueños se conviertan en realidad.

Con los jóvenes, lo más importante es la pasión. Usted debe ser apasionado sobre el futuro que quiere crear. Si usted no tiene pasión, no tiene sentido de adueñamiento. Si no tiene sentido de adueñamiento, no va a hacer que ese sueño motive y anime su vida.

Muchas veces mientras hablo con las personas de todo el mundo, doy un epígrafe—una frase profunda—de una figura muy influyente en el corazón de Asia. Su nombre era Genghis Khan. Él dijo: “Si una persona sueña, es solo un sueño. Pero si mil personas; si todas las personas del mundo tienen el mismo sueño, ese sueño se convierte en realidad.” Este es un tiempo en el cual los 7 millones de personas en la tierra deberían soñar el mismo sueño, un sueño para traer paz a la tierra mediante una visión que pueda unir la familia humana que ha estado sufriendo por milenios. Esta es una visión intuitiva que está arraigada en verdades fundamentales a las que todos nos podemos relacionar, sin importar cultura, antecedente, etnia, o nacionalidad. ¿Y cuál creen que es ese sueño? ¡Una Familia Bajo Dios!

Imagine si todos pudieran hacer de ese sueño su sueño. Eso es lo que la Fundación Paz Global está buscando construir, porque su visión fundadora es: “Una Familia Bajo Dios,” una familia a la vez.

Una de las razones por las que me gusta Filipinas es porque ustedes ya tienen una cultura que refleja esta visión. Ustedes son una nación que está profundamente arraigada en la fe y entiende la importancia de la familia. La familia representa la unidad social más importante de la familia. Si la familia se desvía, la sociedad se desvía. Ustedes lo reconocen. Por lo tanto, tienen la fundación en la cual pueden hacer de esta verdad su propia verdad.

Discurso del Dr. Hyun Preston Moon durante la Cumbre Global de JuventudEsta visión no solo puede tener un enorme impacto en esta nación de las Islas Filipinas, si no que debe alcanzar el Sudeste de Asia y el mundo. ¿Por qué? Porque el Sudeste de Asia va a ser muy influyente. Ustedes tienen todo aquí. Ustedes tienen gobiernos moderados. Tienen un ambiente social inclusivo y religioso. Esto es relevante especialmente en este momento en el que la guerra global en contra del terror, el cual se está convirtiendo en algo así como conflicto interreligioso, el cual es el peor de los conflictos en que la humanidad se puede envolver.

Al mismo tiempo, están en el centro de la zona de intercambio regional más dinámico en el mundo. Si Filipinas puede construir un modelo nacional de transformación económica, política y social, el impacto de las Islas Filipinas puede hacer que el resto de Asia, especialmente comenzando por el Sudeste de Asia, no pueda ser medido. Eso tendrá un impacto inmenso.

Ahora, aunque veo a Filipinas como mi segundo hogar en Asia, yo nací en Corea. ¿Es Corea una nación unida o dividida? De algunas naciones que fueron divididas después de la Segunda Guerra Mundial, solo Corea permanece dividida. Una cosa que deben entender es que esta división no era el deseo del pueblo coreano. Corea enfrentó muchas de las experiencias por las que pasó la mayoría de Asia, incluso Filipinas.

Corea estuvo bajo el dominio colonial de los japoneses. Después de la Segunda Guerra Mundial, el pueblo coreano tuvo la oportunidad de cumplir un sueño de 5 mil años, el cual era crear una nación modelo ideal arraigado en el ideal fundador del Hongik Ingan, el cual declaró que el pueblo coreano tiene el mandato divino del cielo para construir una nación que pueda servir a la humanidad. Como un estudiante de historia, que estudié todas las civilizaciones que son estudiadas, sé que ninguna civilización antigua tenía tales ideales elevados que creían en que ellos debían servir al resto de la humanidad. Por lo tanto, el pueblo coreano, aunque somos una civilización antigua, nosotros nunca invadimos a otros. Aunque Corea esté en la mitad del sándwich entre China y Japón, y fue invadido muchas veces, esta nunca invadió a sus vecinos. Tratamos de construir una nación ideal debido al mandato celestial, y al final de la Segunda Guerra Mundial, por la primera vez en la historia, recibimos la libertad para poder hacerlo. Pero ese sueño fue tomado cuando Corea se dejó absorber por la geopolítica de la Guerra Fría en aquel tiempo, y una división no natural fue creada, separando arbitrariamente el pueblo coreano, la familia coreana, y el Sueño Coreano.

Este es un momento en el cual el mundo se está moviendo desde la esfera del Atlántico hacia la esfera del Pacífico. Este es un tiempo en el que las historias asiáticas deberían estimular los corazones y mentes de las personas, no solo aquí en Asia, si no alrededor del mundo. Y la historia coreana es esa historia asiática. La unificación coreana representará el final de la era colonial que plagó Asia. Ésta también representará el final de la Guerra Fría que ha plagado nuestro paisaje. Ésta también marcará el comienzo de una nueva era que represente la era de Asia.

Discurso del Dr. Hyun Jin Preston Moon en la Cumbre Global de JuventudYo escribí un libro recientemente. Se llama El Sueño Coreano. Allí cité los escritos de Tagore, quien ganó el Premio Nobel a la Literatura, donde el escribió: “Corea en un momento fue el guía de Asia. Y Corea espera que esa luz pueda encenderse una vez más para toda Asia y el mundo.” Bueno, damas y caballeros, este es un momento en el cual esa luz puede encenderse de nuevo mediante todos ustedes, si sueñan el mismo sueño—un sueño para construir Una Familia Bajo Dios. El impedimento más grande para el cumplimiento de ese sueño es paz en la región más dinámica del mundo, en la dirección en la que el mundo se mueve ahora, Asia.

La unidad de Corea del Sur y Corea del Norte es el tema de derechos civiles de esta era. No debería ser solo el sueño de todos los coreanos, si no de todos los asiáticos, pero más que todo, de todo el mundo.

Para los jóvenes, se necesitan pasión y sueños. Y como expliqué, este es un momento en el que se sueña en grande, de forma audaz.

Déjenme explicar en profundidad la razón por la cual Filipinas fue escogida este año para la Convención Paz Global. Varios factores alrededor del mundo están dando una oportunidad única a esta nación isleña. Así como Corea, Filipinas tiene un rol único que representar. Filipinas es la única nación cristiana en Asia. Corea es una nación cristiana en el hemisferio norte, y Filipinas es una nación cristiana en el hemisferio sur. La historia de Filipinas está muy atada al occidente, a diferencia del resto de Asia. Ésta estuvo bajo la invasión colonial española y finalmente dentro de la relación territorial de EEUU. Por eso, en este tiempo, cuando hay un cambio trascendental del Atlántico a la Orla del Pacífico, estas dos naciones, del hemisferio norte y del hemisferio sur, representarán un rol importante creciente.

Ahora es cuando los voy a inspirar a ustedes, los jóvenes, aquí en Filipinas. Esta es la oportunidad que permite que tengan la oportunidad de ser líderes de sus propios derechos, en cualquier capacidad, pequeña o grande. Pero ustedes tienen un sueño. Son los soñadores los que son capaces de ver las oportunidades dentro de la realidad substancial que trae la transformación consigo a este mundo. Espero que esta conversación les de la oportunidad de parar y pensar si lo que los está motivando hoy es realmente agarrar la oportunidad que el destino les dio, no solo para sí mismos, si no para la nación, esta región, y este mundo.

Audiencia de la Cumbre Global de JuventudNecesitamos personas que puedan soñar, y que sean lo suficientemente audaces para tomar ese sueño y hacerlo real y profundo. Necesitamos personas de emprendimiento que puedan ser creativos y avanzar las cuestiones. Necesitamos personas que puedan ofrecer paradigmas, nuevas estructuras que puedan formar y abordar los problemas que existen actualmente en la sociedad o en esta nación. Aquellos que van a ser los movedores y agitadores del mañana.

Por eso, jóvenes. sean los soñadores que definen lo que será este siglo. Sean los soñadores que puedan realizar los sueños que han animado a la humanidad desde nuestra creación. Tengan la suficiente voluntad y sean audaces para soñar el sueño más grande de todos—el sueño de construir Una Familia Bajo Dios.

Pueden hacerlo, ¿sí o no? Muy bien. ¡Muchas gracias!

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2017/04/discurso-principal-del-dr-hyun-jin-preston-moon-en-la-cumbre-global-de-la-juventud-2017/
%d bloggers like this: