Omotenashi ha recibido recientemente mucha atención a medida que Japón se prepara para los Juegos Olímpicos del 2020. Aunque se reconoce globalmente su impresionante estándar de servicio, el espíritu de omotenashi no es únicamente de Japón. Por cinco mil años de la historia de la península unida coreana, los coreanos también tienen una cultura orgullosa de devoción sincera llamada jeong seong.

Jeong seong es un término que describe el amor de profundo sacrificio y devoción y celebra las virtudes de la lealtad, fidelidad, y piedad filial, un ideal del Confucionismo de respeto hacia los padres y personas mayores.

Como se comentó en el libro del Dr. Hyun Jin Preston Moon: El Sueño Coreano, la cultura coreana incluye una fuerte expectativa, que la sociedad en general debería ser tratada con la misma sinceridad e intimidad como los miembros de nuestra propia familia extendida. Esta cualidad de interacción entre extraños lleva a cabo las implicaciones significativas en la resolución de conflictos basados en la identidad. Entender que tenemos valores y virtudes que todos compartimos es la base de la confianza y armonía en una comunidad diversa.

tetera de te y pocilloSimilar a la relación entre los términos japoneses: Omotenashi y en, jeong seong florece en el significado cuando se ve su afiliación a la palabra coreana han. Aunque a menudo se traduce sin contemplaciones como “pena, resentimiento o dolor,” han tiene un significado más profundo como estimulador del crecimiento espiritual, proveyendo una oportunidad para que la persona que lo contenga trascienda su desafío más profundo al canalizar su dolor en alimento para su desarrollo personal. Sin ser ajenos a la guerra y el conflicto, un ejemplo primario de han en la experiencia coreana es la continua división de familias entre Corea del Norte y Corea del Sur después de la conclusión de la Guerra de Corea y la división del paralelo 38.

Mediante jeong seong, una práctica de devoción sincera, uno puede ejercer una reflexión interior y finalmente autocontrolarse, alcanzando la habilidad para perdonar, acoger, y desarrollar mediante han, la fuente del mismo. Como se ha visto en la división de Corea, las familias pasaron por un han increíble de dificultades y angustias. El pueblo dividido continúa enfrentando un umbral donde ellos deben escoger: Permitirse ser consumidos por el dolor y el odio, o reflexionar profundamente para encontrar el perdón y dejar salir ese inmenso dolor, en el proceso de descubrir un nuevo nivel de compasión.

Las prácticas como omotenashi y jeong seong son, por la definición de su sinceridad inherente, hechas para ser implementadas todos los días. Estos hábitos se convierten en prácticas diarias que definen la cultura tradicional de la cual están orgullosos algunos países como Japón y Corea. Al crear un estilo de vida de estos “hábitos del corazón” nos ayudamos a cultivar los líderes virtuosos de cambio necesitados en nuestras familias, comunidades, y naciones para realizar la visión de Una Familia Bajo Dios.

¿Cuáles son las maneras en las que usted puede practicar omotenashi y jeong seong en su vida diaria?

Omotenashi es una serie de un escritor japonés estadounidense que explora los valores tradicionales japoneses y como éstos resuenan con los valores compartidos en otras culturas que expresan los principios universales y la visión duradera de “Una Familia Bajo Dios” como la base de un mundo de paz eterna. Esta es la primera parte de la serie. Lea la primera: Un Camino Sincero Hacia La Paz. Y la segunda: La Paz Comienza en el Hogar.    

Facebook
Facebook
LinkedIn
Follow by Email
RSS
YouTube
YouTube
Google+
Google+
http://espanol.hyunjinmoon.com/2017/01/omotenashi-paz-en-accion-jeong-seong/
%d bloggers like this: